Un sanducero dirigirá el desmontaje del órgano de Notre-Dame

“Con todo lo espectacular que fue el incendio, el órgano no llegó a sufrir”

6 Ago 2020  •  13:04

6 de agosto de 2020
Actualizado: 13:04h

Versión para imprimir

Mario D´Amico es sanducero. En el 96 se inició en el oficio de la restauración de grandes órganos y ahora será el jefe de desmontaje del órgano de la catedral de Notre-Dame de París, el más grande de Francia, que suena desde 1733. En Puntos de vista, D´Amico comentó que son más de 8000 tubos los que deben desmontar para limpiar.

¿Cómo se vinculó con este arte? Por culpa de Cristina García Banegas, bromeó y dijo que ella es su musa.

En el 91, recordó, leyó que hablaban de la restauración de Notre Dame y quedó fascinado por la técnica. En el 96 llegaron organeros alemanes para restaurar el órgano de la basílica de Paysandú y ahí empezó. En el 99 ya estaba en Barcelona, donde se quedó veinte años aprendiendo.

D´Amico lamentó que el órgano que considera el más importante de Uruguay está en estado de abandono. “Es un hermanito pequeño del de Notre-Dame”, dijo y detalló que está en la Iglesia de los Vascos. Siendo el más grande y el de mayor calidad, lleva casi 40 años en total abandono, dijo.

Escuchar la entrevista

Fe de erratas: por un error de esta redacción, originalmente el artículo se publicó con un error: decía que D´Amico era el encargado de la restauración donde debía decir que era el jefe de desmontaje del órgano. Pedimos disculpas a los lectores.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias