Un país distópico aquejado por la peste del lenguaje, en clave policial

La última novela del chaqueño Teté Romero

28 Abr 2021  •  18:29

28 de abril de 2021
Actualizado: 18:29h

Versión para imprimir

Francisco Teté Romero, nació y vive en Resistencia, capital de la Provincia del Chaco. Es escritor (ensayo y novela), docente y editor, profesor en Letras egresado de la Facultad de Humanidades de la Universidad del Noreste. Fue presidente del Instituto de Cultura de la Provincia del Chaco, del Consejo Federal de Cultura de la Argentina y ministro de Educación del Chaco hasta enero de 2013.

Sus más recientes novelas son La Próxima Lluvia y Oler la tempestad. Sobre esta última, conversó en El Tungue Lé.

Su mirada parte desde el corazón de América Latina como define al Chaco (argentino, paraguayo, brasileño) y se proyecta a una amplia región. En la obra aparecen Buenos Aires, Curitiba, Ciudad del Este y Foz de Iguazú, Porto Alegre, obviamente Resistencia y Formosa; así como Montevideo con el Barrio Sur, el Mediomundo y las comparsas.

A partir de sus experiencias como exministro de Educación habló de la Ley Provincial de Cultura, desde la cual “son cuatro las lenguas oficiales (en la provincia, tres de los pueblos aborígenes) junto con el castellano. Nuestra principal riqueza es esa diversidad coral, que es tanto lingüística, como cultural y étnica. Durante mucho tiempo el Chaco padeció, como también la Argentina el mito del crisol de razas… Eso condenó a una colonización cultural muy fuerte a buena parte de nuestra ciudadanía, hasta que en un momento muy importante del 2006 desde El Impenetrable hasta el centro mismo de la capital los pueblos originarios del Chaco acamparon para hacer visible lo que estaba invisible”.

Él mismo se considera un emergente de ese proceso: “Aprendimos con el tiempo a decir: trabajar junto con,  y no para, los pueblos. Parte generacional de ese cambio de paradigma”, agregó.

Si bien el contexto regional de Oler la tempestad es el señalado, el tiempo en sí es un próximo universo distópico, futurista, de ciencia ficción y en clave policial. “Imaginé una Argentina del 2025 en la que todo cambió porque en el 2022, de golpe un buen día todo cambió. Durante medio día se cortó la luz en diez ciudades del país, en realidad toda la energía, por lo tanto hasta los aviones cayeron. Luego se verá que fue un experimento y a partir de ese hecho la sociedad fue tratada científicamente para curar ese trauma, un concepto de los estados policíacos administrados a partir de la tecnología”, dijo Romero.

Atacada también por una peste, la peste del lenguaje, pasa a ser “una sociedad que es hablada a partir de no más de cincuenta o sesenta palabras”, resistida por un grupo de hackers: “son como una contra hegemonía que trata de averiguar en el internet profundo que es lo que pasa en esa realidad distópica”.

Escuchar

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias