Senado debate el desafuero; Manini habló de “persecución”

“El Frente Amplio jamás no va a perdonar haber sido determinantes en su derrota”, dijo Manini

30 Sep 2020  •  14:27

30 de septiembre de 2020
Actualizado: 14:27h

Versión para imprimir

El Senado de la República analiza este miércoles el pedido de desafuero del senador Guido Manini Ríos, líder de Cabildo Abierto. El debate comenzó en la mañana y se espera se prolongue por varias horas. En las afueras del Parlamento, Familiares de Detenidos Desaparecidos y militantes del Frente Amplio se manifestaron en protesta por la decisión que terminará adoptando el Senado.

El desafuero no prosperará porque no se alcanzará la mayoría especial de dos tercios de votos que exige la Constitución. La suspensión de los fueros de Manini Ríos es apoyada por los 13 senadores del Frente Amplio y los dos senadores del sector Ciudadanos del Partido Colorado. En contra, se manifestará la bancada del Partido Nacional, los dos senadores colorados del sector Batllistas y también la bancada de Cabildo Abierto. El senador Manini Ríos estuvo presente en sala desde el inicio de la sesión, pero al momento de la votación se retirará para que ingrese su suplente.

Este martes, en la Comisión de Constitución y Legislación aprobó el desafuero por cinco votos a favor contra cuatro negativos. Pero todo queda supeditado a lo que ocurra este miércoles en el pleno de la Cámara.

El pedido de desafuero fue solicitado por el fiscal Rodrigo Morosoli, que pretende imputarle a Manini Ríos el delito de omisión de denuncia de delitos por parte de los funcionarios públicos, previsto en el artículo 177 del Código Penal. Morosoli concluyó que Manini Ríos incurrió en un delito por omitir presentar la denuncia penal cuando se enteró en 2018 que el exmilitar José Nino Gavazzo había confesado a un Tribunal de Honor haber hecho desaparecer el cadáver del tupamaro Roberto Gomensoro en el Río Negro, en 1973.

El fiscal Morosoli archivó la investigación sobre los procedimientos seguidos en este caso por el expresidente de la República, Tabaré Vázquez, y el exsecretario de Presidencia, Miguel Toma, el exsubsecretario de Defensa, Daniel Montiel, y los generales que integraron el Tribunal de Honor del Ejército: Gustavo Fajardo, José González y Alfredo Erramún, que juzgó la conducta de Gavazzo.

También dio por terminada la investigación preliminar realizada a los generales que integraron el tribunal de alzada que analizó los descargos de Gavazzo, y a los asesores de Defensa, Josefina Nogueira y Alfredo Maeso, quienes manejaron el expediente del caso.

En su intervención, Manini Ríos dijo que desde el comienzo de su carrera política se pretendió boicotear su candidatura a la Presidencia y a su partido político. La fiscalía “politizó” sus actuaciones y “manipuló” los turnos para que Rodrigo Morosoli asumiera la causa con el objetivo de iniciar una “persecución” a su figura, afirmó. Añadió que en las dos oportunidades en que tomó contacto con las confesiones de Gavazzo trasladó el contenido al entonces ministro de Defensa de manera verbal. Según el legislador, el ministro le ordenó que continuaran las actuaciones de los tribunales de honor porque no había elementos nuevos en las causas judiciales abiertas.

Manini dijo que había interés en el ministro Menéndez de procesar con “celeridad” las actuaciones y que existió en el Ministerio de Defensa de la época una “división” sobre cómo actuar. Concretamente, habló de una “competencia” entre el Partido Socialista del ministro Menéndez y el MPP del subsecretario Daniel Montiel, por el diligenciamiento de los tribunales de honor. Para el líder de Cabildo Abierto, el Frente Amplio no le “perdona” la “derrota electoral” del año pasado.

El miembro informante por el Frente Amplio fue el senador Charles Carrera. En su exposición, Carrera dijo que “corresponde habilitar el desafuero” y que no debe haber “privilegios” al momento de enfrentar a la Justicia. Según Carrera, en 2018 Manini no informó al ministro de Defensa de la época ni a la justicia sobre las confesiones de Gavazzo. El objetivo fue “esconder la verdad y entorpecer la tarea del Poder Judicial”, dijo. Además, consideró que “no hay un ataque de la justicia sobre la independencia o la integridad” del Poder Legislativo.

El miembro informante del Partido Nacional fue la senadora Carmen Asiain, quien hizo un repaso jurídico de los objetivos del instituto del desafuero. Además, hizo un repaso cronológico de los hechos y subrayó que el gobierno del expresidente Tabaré Vázquez no realizó la denuncia de los hechos cuando recibió el expediente con las actuaciones de los tribunales de honor del Ejército. Asiain subrayó que el Poder Ejecutivo homologó el fallo del tribunal de honor y que omitió denunciar las confesiones.

Las denuncias se hicieron cuando la prensa dio cuenta del contenido de las actas de los tribunales. Allí están las omisiones alrededor del caso y no en la actuación de Manini, sostuvo la legisladora. El miembro informante por el Partido Colorado fue el diputado Pablo Lanz, del sector Ciudadanos, quien argumentó a favor del levantamiento de los fueros.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias