Mirazo: La vacunación es la única manera de bajar la transmisión, por eso debe ser obligatoria

El virólogo explicó que vacunas contra el covid tienen efectos adversos mucho más bajos que otras del plan de vacunación obligatoria

11 May 2021  •  09:52

11 de mayo de 2021
Actualizado: 09:52h

Versión para imprimir

Este lunes se superaron las 2 millones de dosis suministradas de la vacuna contra el covid-19 en nuestro país.  Hay 785.000 habitantes completamente inmunizados y otros 831.000 que ya tienen fecha y aguardan para darse su segunda dosis.

“A nivel mundial hay muy pocas enfermedades que han sido erradicadas. El resto de las enfermedades han sido mantenidas a raya por la vacunación, si levantamos la guardia esas enfermedades van a volver a prevalecer”, explicó el virólogo Santiago Mirazo en entrevista en Informativo Uruguay.

“Con una buena cobertura de vacunación es la única manera de mantener estas enfermedades en niveles de transmisión bajos y con casos esporádicos controlados, por eso es necesario que sea obligatoria”, agregó.

Respecto a como están confeccionadas las vacunas, Mirazo consideró que con otras vacunas no se indagaba en su origen ni en su composición. “Hay vacunas que tienen efectos adversos que son mucho más frecuentes que los que estamos viendo con la vacuna contra covid-19, incluso con la de AstraZeneca que sus efectos adversos tienen una frecuencia mucho más baja de muchas vacunas que tenemos en el plan de vacunación obligatoria”, indicó.

Consultado sobre la seguridad de las vacunas contra el covid-19, el virólogo consideró que todas brindan seguridad. “La de tipo inactivada como la de Sinovac son las que presentan los mejores perfiles de seguridad. La de Pfizer fue una grata sorpresa en todo sentido, ha puesto la vara muy alta en cuanto a su eficacia y efectividad elevadísima”, explicó.

“La vacuna de Sinovac con una efectividad del 60% no es una mala vacuna en absoluto, recordemos que la de gripe está por debajo de ese valor”, señaló.

Si se considera el objetivo de la primera etapa de la vacunación que es reducir las hospitalizaciones y las muertes, apuntó Miraz, “la de Sinovac tiene un porcentaje elevadísimo arriba del 85%, mientras que Pfizer supera el 90%”.

“Cualquiera de las vacunas disponibles van a bajar drásticamente las hospitalizaciones y las muertes. Vamos a seguir viendo casos leves, pero en más del 85% de los casos no van a tener una complicación clínica”, agregó.

En este sentido consideró que es muy probable que en 2022 tengamos que darnos un refuerzo de esta vacuna.

Recientemente, el Grupo de Trabajo Interinstitucional de Vigilancia Genómica, integrado por el Instituto Pasteur, la Universidad de la República, el Ministerio de Salud Pública y otras instituciones, detectó en un paciente de Canelones la variante “andina” surgida en Perú y bautizada como C37. Hay otros 15 países como Chile, Argentina, Brasil y Estados Unidos que cuentan con esta cepa.

Respecto al comportamiento de las variantes y las vacunas, el virólogo planteó sus dudas sobre la posibilidad de que alguna de estas cepas pueda escapar completamente a la efectividad de la vacunación.

“No es muy frecuente, pero en caso de que eso ocurra habrá que readaptar las vacunas y la idea de la tercera dosis es para elevar los niveles de inmunidad que puedan compensar esa baja de la efectivdad muy leve que se ha visto en las variantes”, indicó.

Escuchar:

 

Foto: Pablo Vignali / Adhoc.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias