La Galaxia Góngora, la reciente novela de Gustavo Espinoza

Vida y obra desconocida del poeta olimareño Evergisto Richar Cuenca 

9 May 2021  •  13:32

9 de mayo de 2021
Actualizado: 13:32h

Versión para imprimir

Tras notorios sucesos del ámbito literario,  y galardones por sus obras anteriores, resulta esperable la expectativa que genera una nueva novela del olimareño Gustavo Espinoza. Lleva por título La Galaxia Góngora y acaba de ser editada por Hum.

“Es como dos libro en uno. Una parte es una novela bastante canónica, convencional, y esa narración tiene como personaje central a un poeta que nació por acá en el Departamento de Treinta y Tres en el pueblo de Vergara, que está un tiempo en Montevideo como estudiante y allí conoce algunos personajes como Gustavo Espinoza, Amir Hamed, a Gustavo Verdesio, Gustavo Alzugaray, Sandino (Núñez)… que se hacen amigos suyos; y que cuenta un poco las peripecias biográficas de ese personaje. Se hacen glosas y comentarios críticos de su obra”, dice el autor entrevistado en El Tungue Lé.

Los nombrados fueron compañeros de estudio en Humanidades y alguno de los hechos fue narrado como sucedió en realidad y en tiempo de dictadura cívico-militar. “Se fabula allí un acontecimiento bastante inverosímil y disparatado y es que en aquella época un libro del poeta gane un concurso de literatura en Uruguay, y eso lo expone a este muchacho a ser una figura más o menos conocida, con todos los peligros que él sospechaba que eso le podía traer”, agrega el también autor del Premio Nacional de Literatura por su célebre Carlota podrida.

“Paralelamente se va entretejiendo con esa historia, otra que, aparentemente está muy lejos de esta de literatos, de humanidades y concursos literarios en Montevideo, que es la de un tambero, el ‘Chancho Blanco’ de Nueva Helvecia, que da quiebra por la famosa ‘Tablita del 82’ y emigra dentro del país amparado por algunas amistades suyas non sanctas en algún sentido, cerca de la frontera en Vergara” continúa. Ambas ficciones, la del poeta Evergisto Richar Cuenca y la del malogrado productor lechero Juan Rollfinke “finalmente confluyen”.

Y  es cuando emerge toda una peculiaridad. “La segunda parte del libro, es un largo poema: La galaxia Góngora. Un texto narrativo muy extenso, la aparición o el fantasma de don Luis de Góngora en el pueblo de Vergara en el siglo XX”, cuenta Espinoza, que funge como heterónimo. Unos 1902 versos de una manera “totalmente anacrónica”.

Por último, el escritor inscribe esta obra en relación a las anteriores: “Tiene sus continuidades, un espacio, un tipo de personajes esperpénticos y con territorio parecido al de las otras novelas, pero es un libro más complicado también con esa sofisticación o excesos… es menos lineal”.

Escuchar:

Texto: Tungue Le

 

 

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias