Este martes el Senado sesionó durante ocho horas y dio ingreso al proyecto de Ley de Urgente Consideración que envió el pasado jueves el Poder Ejecutivo.

Legisladores nacionalistas defendieron el proyecto, mientras que el Frente Amplio cuestionó su legalidad y que sea presentado en plena emergencia sanitaria.

Con el apoyo de todos los partidos políticos quedó definida una comisión especial para el tratamiento de la LUC, integrada por 15 senadores, de los cuales ocho serán oficialistas y siete de la oposición.

Los nombres de los de los legisladores que integran la comisión ya estaban acordados por los partidos políticos: por el gobierno multicolor participarán: Sergio Abreu. Carmen Asiaín, Sergio Botana, Guillermo Domenech, Jorge Gandini, Gustavo Penadés, Adrián Peña y Tabaré Viera. Por el Frente Amplio estarán: Óscar Andrade, Mario Bergara, Eduardo Bonomi, Charles Carrera, Amanda Della Ventura, José Carlos Mahía y Daniel Olesker.

La comisión inició este miércoles sus sesiones y desde el próximo lunes comenzarían a recibir diferentes delegaciones.

En la pasada jornada, al inicio del debate, el Frente Amplio pidió a través de una moción quitarle el rótulo de “urgente consideración”. La moción fue votada en contra por la bancada dela coalición oficialista.

En sala, el senador Charles Carrera fue el encargado de presentar la moción y argumentarla. Sostuvo que es inconveniente el uso de este mecanismo excepcional durante la emergencia sanitaria y, además, que no cumple con los requisitos constitucionales formales ya que los proyectos de urgente consideración son de iniciativa privativa del Consejo de Ministros y, por ende, requieren la firma de todos los ministros del gabinete.

En este caso faltan algunas firmas, la de los ministros Ernesto Talvi e Irene Moreira. Asimismo, Carrera señaló que es un avasallamiento al Poder Legislativo pretender aprobar una ley con tantos temas y con plazos acotados.

La vicepresidenta Beatriz Argimón explicó en sala que se hicieron consultas jurídicas y que se entiende que la falta de algunas firmas de ministros en el proyecto de ley no supone una inconstitucionalidad.

Indicó que de acuerdo al artículo 162 de la Constitución se entiende que el Consejo de Ministros actúa con la totalidad de sus miembros o con la mayoría de los integrantes, como en este caso.

Desde la bancada nacionalista, Sergio Abreu sostuvo que el proyecto de ley cumple con todas las formalidades legales y constitucionales. Además, afirmó que se legislará con todas las garantías y que todas las voces serán escuchadas.

La senadora del Frente Amplio Carolina Cosse cuestionó la legalidad, la constitucionalidad y el momento de elección para presentar la llamada LUC.

Al término de su alocución, además se preguntó a quién le sirve abrir el monopolio de Antel frente a los resultados que da la empresa pública y dio detalles del articulado en ese sentido.

La LUC modifica o suprime 60 leyes sancionadas en los últimos 15 años y abraca más de 30 políticas públicas y esto lo vamos a discutir en menos de 45 días, explicó Cosse.

El senador por el Partido Nacional Jorge Gandini sostuvo que para la bancada de gobierno “es de urgente consideración el cambio. Cambios en la seguridad, en la educación”.

Recordó que para el Frente Amplio “fue urgente votar el ingreso de Venezuela al Mercosur” y convocar a la Cámara un 2 de enero para tratar la capitalización de Ancap por 800 millones de dólares.

“Esta ley está a consideración desde hace días para todos los legisladores y la sociedad civil. Es oportuno trabajar en esta ley ahora”, afirmó.

 

“El Poder Ejecutivo no puede inventar la urgencia sino tan solo declararla. No puede actuar en forma discrecional y menos aún en forma arbitraria “, afirmó el senador del MPP, Eduardo Bonomi.

“¿Qué tiene que ver la reforma del Código Civil con el chorizo artesanal, la reglamentación del derecho de huelga o el pago de los salarios en efectivo? (…) No tienen nada que ver”, señaló el legislador.

En tanto, el senador Oscar Andrade señaló que el procedimiento del gobierno deja al Poder Legislativo en franca debilidad. “Perdemos todos en calidad democrática”, dijo.

La senadora nacionalista Graciela Bianchi manifestó: “la gente está cansada de los slogans, cansada de las manifestaciones que ya ni van, cansada de que no haya propuestas concretas. Porque la gente no es tonta. Durante 15 años de bonanza económica la gente se creyó un relato”.

Bianchi defendió a la coalición de gobierno y su modelo de país, y afirmó que la coalición no está usando la figura de la LUC porque es débil.

Por su parte, el senador Alejandro Sánchez afirmó que la LUC propone un proyecto de país que desconoce lo que está pasando en el mundo.

“El mundo ha cambiado nos dicen, pero nos traen la misma ley de antes del coronavirus”, comentó.

El coordinador de la bancada oficialista, Gustavo Penadés se mostró sorprendido por la moción presentada por el Frente Amplio a la que consideró inadmisible porque agravió seriamente a la coalición de gobierno.

Penadés dijo que el proyecto seguramente será modificado en el Parlamento luego que la comisión lo analice.

 

Ver el texto de la LUC

 

Fotos: adhocFotos