El partido de la vida

Con Diego Tortajada, basquetbolista de Tabaré, tras recuperarse del síndrome de Guillain-Barré

16 Sep 2020  •  21:12

16 de septiembre de 2020
Actualizado: 21:12h

Versión para imprimir

“¿Sabés lo que es valorar calentarte un café con leche? Yo había perdido mi movilidad, mi visión, mi habla, solo oía y estaba solo con mis pensamientos. Pensé mucho en vivir, en ir poco a poco. El deporte me ayudó mucho en eso. En dar la pelea. Yo ya gané el partido de mi vida. Ahora contento de apoyar a mis compañeros y poder estar. Le agradezco a todos los que estuvieron, porque fueron una cantidad. Estoy feliz”, comenta el “Torta”, que se recuperó tras estar internado por unas cuantas semanas, después que se le detectó un síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad neurológica que se caracteriza porque los nervios no pueden enviar las señales de forma eficaz. Tras la recuperación, con mucha dedicación y compromiso, Diego, que es profe de educación física, volvió a trabajar y a jugar al básquetbol en el Club Tabaré en la presente edición del Metro.

“Los médicos están anonadados. Pero está en el orgullo de uno también. Yo me dije que del Casmu en silla de ruedas no me iba. Me fui caminando, con pasitos cortos. En esas etapas uno no se puede quedar”, dijo Diego Tortajada en El Tungue Lé. 

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias

Mismos sueños

Con Diego Varela, entrenador de la selección uruguaya de fútbol sala para personas con síndrome de Down