Broli, una librería solidaria para niños de escuelas públicas

Por cada libro vendido se dona uno a una escuela pública sin biblioteca

10 Dic 2020  •  14:28

10 de diciembre de 2020
Actualizado: 14:28h

Versión para imprimir

Víctor Hernández, que tiene 23 años, y Pedro Copelmayer, de 19, son amigos, militan en partidos políticos diferentes y juntos llevan adelante el emprendimiento solidario de venta de libros Broli. Por cada uno que venden, donan uno a una escuela pública sin biblioteca.

El proyecto surgió en 2018 como una promoción puntual basada en el modelo norteamericano “one por one”, contó Hernández. El objetivo, contó Copelmayer en Puntos de vista, “es dar una mano a niñas y niños que por su contexto no tienen acceso a libros ni en el hogar ni en la institución educativa”.

Las diferencias políticas, subrayaron, no impiden el trabajo en conjunto. “Esto no quiere decir que el proyecto no sea político, nuestro objetivo es político, pero no partidario”, afirmó.

La gran mayoría de las ventas son de libros nuevos, se viabilizan de forma digital, contaron y puntualizaron que se hacen envíos a todo el país. “Al principio íbamos puerta a puerta por las escuelas”, recordó Hernández. Subrayaron que también llegan a las escuelas rurales a través de ONG que conocen más las necesidades de cada lugar.

Ya llevan donados 400 libros a 800 niños y se plantean como objetivo llegar a 10.000 niños en dos o tres años.

La gran mayoría de los libros son infantiles y van para las escuelas, señalaron. También tienen libros en stock que no son infantiles y vienen desarrollando en esa línea una iniciativa para hacerlos llegar a personas privadas de libertad, contaron.

Las ventas digitales son a través de las redes @broliuy y la web del proyecto.

 

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias