Sudáfrica: diez años después

Con Celso Otero, ayudante técnico del Maestro Óscar Washington Tabárez

24 Jun 2020  •  17:15

24 de junio de 2020
Actualizado: 17:15h

Versión para imprimir

Kimberley, Cape Town, Tshwane, Rustenburg, Port Elizabeth o Johannesburg no parecen tan lejanas en el tiempo. Forlán, Lugano, el Ruso Pérez, el Cacha, Fucile, Cavani, Suárez, Muslera, el Loco Abreu, Gargano, tampoco. Es que en este mes, unos diez años atrás, Uruguay estaba volviendo a reencontrarse con su más rica historia en el Mundial de Sudáfrica 2010. La vuelta tras ocho años, traía consigo una victoria mundialista 20 años después, tres victorias seguidas, y tres partidos sin goles. La mano de Suárez, la picadita del Loco o los golazos de Forlán, con balón de oro incluido, apenas son mojones para todo lo que vino después.

“En este tiempo da para precisar en el tiempo y sumergirse en la memoria, con recuerdos que andaban por ahí. A través del tiempo hemos ido hablando con todos los que ya se retiraron. Hace poco se difundió una foto de un momento muy grato, que fue un asado de todo el grupo. Aldo Cauteruccio con tres medio tanques formalizó un asado para todos. El fútbol para Uruguay siempre fue motivo de pasión. La selección ha tomado una dimensión mayor en cuanto al interés global de todos. Uruguay se convirtió en ese Mundial en una selección de las que se quiere ver. El protagonismo que se tuvo permitió que se restaurara una historia rica y un reconocimiento por parte de todo el fútbol. Fue muy importante ese logro, más allá de que siempre Uruguay va en busca del título”, contó Celso Otero a El Tungue Lé, integrante del cuerpo técnico junto al Maestro Tabárez.

Desde que Tabárez asumió en la selección en 2006, pasaron competencias en Copa América, Confederaciones, tres mundiales y un montón de jugadores. La selección basó su línea de trabajo en los procesos, continuados en el tiempo, basándose en los más jóvenes que llegan al Complejo Celeste desde temprana edad. “En ese camino que van de juveniles a mayores, buscando consolidarse, estamos apoyando, brindamos muchas cosas que tienen puntos de contacto con el alto nivel y las metodologías que les permitirán no ser sorprendidos en la competencia internacional. En la medida que van creciendo y mostrando los vamos teniendo en cuenta. Buscamos desperdiciar lo menos posible lo que muestran como potencial lo que insinúan como talento. Tratamos de que se conviertan en talento en el alto nivel”, agregó Otero.

Escuchar

Foto: Nicolás Celaya/adhocFotos

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Noticias relacionadas
Más noticias