Seguridad: “El mando técnico está divorciado del mando político”, dijo Abdala

“La gente entiende bien que lo que promovemos es que los militares ayuden a la Policía y no que la sustituyan”, agregó

13 Jun 2018  •  10:33

13 de junio de 2018
Actualizado: 10:33h

Versión para imprimir

El diputado de Alianza Nacional Pablo Abdala dijo en Puntos de vista que en la conducción de la seguridad “hay un problema porque el mando técnico está divorciado del mando político”. Agregó que ante la negativa del oficialismo de tratar las propuestas de su sector en el Parlamento, la recolección de firmas para una consulta popular fue el único camino que quedó abierto.

“La gente entiende bien que lo que promovemos es que los militares ayuden a la Policía y no que la sustituyan”, dijo sobre uno de los puntos más debatidos de la propuesta. Los militares actuarían al mando de la autoridad policial y limitados por las normas de actuación de la Policía, puntualizó.

Si bien reconoció que la iniciativa podría redundar en un fortalecimiento de la figura política de Larrañaga, subrayó que nada de lo que se está haciendo es con esa intención. “Estamos permanentemente buscando propuestas para encaminar determinadas situaciones; (…) la inseguridad es un tema central y es natural que los dirigente políticos se ocupen de ese asunto y que eventualmente planteen distintas vías de acción”, agregó.

Abdala dijo que está bien el señalamiento de Lacalle Pou de que el problema de la seguridad exige medidas urgentes y no para aplicar dentro de dos años, como sucedería con las que se proponen para plebiscitar, pero, reiteró, no ve posibilidades de que el gobierno tome algunas de las ideas de la oposición. Agregó que la iniciativa de la senadora de su partido Verónica Alonso de apelar a la Guardia Republicana para el trabajo en la seguridad es complementaria con la propuesta de Alianza Nacional.

El planteo de Alianza Nacional consta de cuatro puntos, repasó. Además del apoyo militar a la tarea policial, se propone la aprobación de allanamientos nocturnos en casos en que haya sospecha fundada y con orden del juez, la aprobación de la cadena perpetua revisable a los 30 años para casos de delitos muy graves y el cumplimiento completo —sin posibilidad de libertad anticipadas— para casos de delitos graves.

Abdala dijo que percibe que la gente está proclive al planteamiento y que firman incluso votantes del Frente Amplio. Recordó que para habilitar la consulta se debe llegar al 10% del padrón electoral, que son unas 260.000 firmas, y señaló que se apunta a llegar a las 300.000.

Entrevista a Pablo Abdala

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias