Recomiendan vacuna contra sarampión para viajar a países de la región

En caso de niños de entre 6 meses y un año deben darse dosis cero y para menores la recomendación es no viajar

20 Ene 2020  •  10:56

20 de enero de 2020
Actualizado: 10:56h

Versión para imprimir

La directora de Inmunizaciones del Ministerio de Salud Pública, Teresa Picón, enfatizó en Puntos de vista que si bien no es obligatorio vacunarse contra el sarampión para a ir a los países de la región, se recomienda hacerlo. Los niños de entre 6 meses y un año que viajen deben darse la dosis cero —que luego se debe completar con las dos dosis regulares— y en menores de esa edad la recomienda es no viajar.

Comentó que la enfermedad está muy activa en Brasil y que en la zona metropolitana de Buenos Aires ya se detectaron 110 casos. En 2019 se detectaron 18.000 en la región, el mayor brote que se ha dado desde 2016 cuando la región había sido declarada libre de la enfermedad, agregó.

En Uruguay aún no hay casos autóctonos, apuntó y remarcó que la única medida preventiva es la vacunación. Recordó que los síntomas son la fiebre, las complicaciones respiratorias y las erupciones y subrayó que la consulta debe ser inmediata en caso de aparición de alguno de ellos.

Picón remarcó que también se recomienda vacunarse contra la fiebre amarilla si se va a viajar a países con presencia de las enfermeras. Apuntó que pude recibirse en el mismo momento que la del sarampión y que lo mejor es hacerlo entre 10 y quince días antes de viajar.

Otra de las prevenciones que hay que tomar son las necesarias para prevenir el dengue, agregó. En ese caso, que no hay vacunas, la medida a tomar es la protección personal con repelentes para insectos. En el caso de las vacaciones, especialmente a los niños, el repelente debe aplicarse sobre la aplicación del filtro solar y deben repetirse cada tres horas.

Protección solar

La protección contra los efectos nocivos del sol es muy importante agregó. Advirtió el daño que el sol genera es acumulado a lo largo del tiempo y la particularidad de que no se vean consecuencias inmediatas suele propiciar descuidos.

“Estar al sol es salud, pero en determinado rango horario”, advirtió. Recordó que los horarios recomendables son antes de las 10.00 de la mañana y después de las 16.00. Apuntó que ni las nubes ni estar en el agua evita los efectos nocivos del sol.

Por otra parte subrayó que hay que tener mucho cuidado con el agua, especialmente en los ríos, pero en cualquier entorno acuático. También ante las olas de calor y remarcó la importancia que tiene la hidratación en esas situaciones.

Entrevista a Teresa Picón

 

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias