SCJ eximió de responsabilidad al adolescente que disparó arma que mató a Soledad Barrios

La columna de Julio Scavino

8 Oct 2019  •  12:19

8 de octubre de 2019
Actualizado: 12:19h

Versión para imprimir

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) eximió de responsabilidad civil al adolescente que disparó al aire la bala que mató a Soledad Barrios en 2012.

Soledad Barrios falleció al recibir un impacto de bala en ocasión de encontrarse en el balcón de su hogar, un primer piso sobre la calle Gaboto esquina Paysandú.

El disparo fue realizado por un hincha del club Cordón en el marco de una pelea callejera entre simpatizantes de ese club con hinchas del club Welcome, luego de un partido de básquetbol en la cancha del club Cordón.

Carlos Barrios, padre de Soledad, reclamó ante la justicia civil una indemnización de 260.000 dólares por el daño moral padecido y 183.372 pesos por lucro cesante futuro. La demanda fue contra el Ministerio del Interior y la Federación Uruguaya de Básquetbol.

La demanda llegó a casación y la mayoría de la SCJ entendió que la responsabilidad civil alcanzaba al Ministerio del Interior solamente y rechazó un recurso presentado por la cartera, buscando revertir el fallo que lo condenó a pagar U$S 45.000 a la familia.

Al condenar solo al Ministerio del Interior, la SCJ entendió que al autor del disparo no era responsable civilmente del daño causado.

En una posición discordante la ministra Bernadette Minvielle Sánchez entendió que en el desarrollo de los hechos hubo “concurrencia de culpa entre el Estado – Ministerio del Interior y el homicida” lo que determina a su entender que “el órgano público demandado sea civilmente responsable por el 50% del objeto de la condena que fuera dispuesta en segunda instancia”, que era el pago de 45.000 dólares.

El Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 2 instancia resolvió el monto fijado por el juez de apelaciones en los Civil en 1 Instancia que fijó la cifra a pagar en 100.000 dólares. La doctora Minvielle sostuvo en minoría que “el hecho ilícito del Estado (no ejecutar actos debidos, léase: adoptar las medidas adecuadas en materia de seguridad de un espectáculo deportivo) tiene relación causal con la muerte de la víctima S. B., pero tal contribución al desenlace no se debe, en exclusividad a su obrar omisivo sino también al hecho de un tercero”.

Esta posición no tuvo eco entre sus pares y finalmente la Corte ratificó la condena al pago de
45.000 dólares al Ministerio del Interior.

Escuchar la columna

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias