Reconocer a Guaidó es “irresponsable”, dijo Nin Novoa

El canciller respondió a las preguntas de Bordaberry

12 Feb 2019  •  13:37

12 de febrero de 2019
Actualizado: 13:37h

Versión para imprimir

Desde las 10 de este martes compareció el canciller de la República, Rodolfo Nin Novoa, junto su equipo, en la Comisión Permanente del Parlamento para explicar la posición del gobierno en la crisis política venezolana.

Además, fue convocado por la designación de Lilián Alfaro en 2010 como cónsul general en Buenos Aires, siendo una persona que años antes organizaba actividades políticas del Frente Amplio en Buenos Aires, en coordinación con el oficialismo argentino de aquella época.

Al tomar la palabra, el miembro convocante, el colorado Pedro Bordaberry, dijo que Nin Novoa ha tenido una “buena gestión” en la Cancillería, eliminando la “politiquería” de años anteriores.

De todos modos, le señaló varias cuestiones con las que discrepa, como la designación de Lilian Alfaro como cónsul general en Buenos Aires. Le pidió la remoción de esa funcionaria, especialmente por lo que puede llegar a ser su gestión en un año electoral.

Bordaberry recordó que semanas atrás se hicieron públicas en el semanario Búsqueda comunicaciones entre Alfaro y dirigentes argentinos vinculados al matrimonio Kirchner, en las que quedaba evidente la coordinación de actividades proselitistas del Frente Amplio. Ante este panorama, la funcionaria debería ser cesada, afirmó el legislador.

Luego, Bordaberry ingresó en la situación venezolana. Cuestionó que el gobierno se declare neutral cuando hay más de 1000 presos políticos y una crisis humanitaria.

Bordaberry cuestionó que un día Uruguay adhiera al llamado Mecanismo de Montevideo, que no pide condiciones para la
salida política a la crisis en Venezuela, y al día siguiente se acuerde con la Unión Europea la conformación del Grupo de Contacto Internacional, que establece varias condiciones para el diálogo entre las partes y, además, pone como objetivo la celebración de elecciones libres.

Para cerrar, Bordaberry realizó cuatro preguntas al canciller: ¿Hay democracia o no Venezuela? ¿Hay crisis humanitaria? ¿Es Nicolás Maduro un gobernante legítimo? ¿Hay presos políticos en Venezuela?

Al tomar la palabra, Nin abordó el primer tema y ensayó una cerrada defensa de Lilian Alfaro en el consulado de Uruguay en Buenos Aires. Explicó que las actividades partidarias vinculadas al Frente Amplio las realizó antes de mayo de 2010, cuando ingresó a trabajar como cónsul en la capital argentina.

Señaló, además, que ha sido de los mejores cónsules que ha tenido Uruguay en Argentina a raíz del resultado de su trabajo.
Sobre la situación de Venezuela, Nin sostuvo que Uruguay se adhiere al principio del reconocimiento de los Estados y no de los gobiernos.

Se reconoce al Estado venezolano a través de la participación del encargado de negocios de la embajada de Uruguay en Caracas, José Luis Remedi, en el acto de asunción de Nicolás Maduro, semanas atrás. El objetivo de la presencia de Remedi fue mantener “los canales de diálogos abiertos” con Venezuela.

Por otra parte, Nin señaló que 43 de los 193 países miembros de la ONU reconocen a Juan Guaidó como presidente legítimo de ese país. Nin recordó que primero fue Estados Unidos quien reconoció a Guaidó, luego el Grupo de Lima y posteriormente algunos países de la Unión Europea.

El ministro afirmó que reconocer a Guaidó es “irresponsable” porque puede conducir a un “enfrentamiento armado” en ese país. Añadió que la participación de Uruguay en el Mecanismo de Montevideo y en el Grupo de Contacto Internacional busca por distintas vías un acercamiento entre oficialismo y oposición en Venezuela.

Explicó, por otra parte, que se acordó con la Unión Europea no poner condiciones al diálogo interno en Venezuela al momento de procurar la realización de elecciones.

El canciller indicó que el gobierno de Maduro informó que la oposición venezolana asistió a Estados Unidos para consultar si era conveniente asistir a espacios de diálogo y que desde la administración de Donald Trump se transmitió que no se debía participar.

Alertó, en ese momento, el interés de Estados Unidos en el petróleo de Venezuela, y finalmente, Nin Novoa respondió las preguntas del senador Bordaberry. Afirmó que en Venezuela “hay una crisis democrática”, hay una “crisis humanitaria”, que Maduro fue electo por “nueve millones de venezolanos” y que en Venezuela “hay presos políticos”.

 

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias