Puig quiere que expresidentes digan por qué no se controló el espionaje

En democracia hubo infiltraciones, escuchas y allanamientos, remarcó

Luis Puig
Entrevistas Galerías Videos Especiales

5 Oct 2017  •  11:51

5 de octubre de 2017
Actualizado: 11:51h

Luis Puig, integrante de la Comisión de Comisión de Legislación del Trabajo, comentó en De diez a doce los avances de la investigación sobre espionaje en democracia y sostuvo que sería bueno tener el testimonio de expresidentes.

“Que, ante la consulta, nos den la versión de por qué no se controló”, reclamó y afirmó que ya en democracia hubo infiltraciones, escuchas y allanamientos. Según dijo, en algunas ocasiones los funcionarios policiales y militares ingresaban a casas con credenciales de OSE.

“Se ha convocado a ministros y exministros (a la comisión investigadora) que en la mayoría de los casos dijeron desconocer este tipo de actividad. Dijeron que nunca habían dado órdenes de espiar y llegaron a decir que tampoco les interesaba demasiado”, dijo.

“Si un ministro de Defensa, que tiene que controlar, dice que tenía cosas más importantes que hacer, quiere decir que los servicios actuaron con impunidad”, agregó y enfatizó que los ministros tenían la obligación de controlar los servicios de inteligencia que se financian con recursos públicos.

Sobre la comisión, dijo que la primera conclusión fue que no se trataba de lobos solitarios sino que hubo un plan sistemático con recursos del Estado, con infiltraciones y vínculos con la CIA. Incluso la CIA pagó a informantes uruguayos, dijo.

La situación de los trabajadores rurales

Puig criticó que haya patrones que desconocen la normativa la normativa laboral y que muchos trabajadores rurales duermen en galpones que no servirían para animales. Reclamó una rápida sentencia del caso y se preguntó qué hubiera pasado si el caso hubiera sido al revés.

“En las puertas de un conflicto muy duro”

Respecto al conflicto en Montevideo Gas, sostuvo que el sindicato ha tenido presiones para aceptar rebajas salariales y pérdida de puestos de trabajo, pero que no aceptará ninguna de las dos cosas. “Estamos en las puertas de un conflicto muy duro”, auguró.

Escuchar aquí la entrevista

Más noticias