Música, literatura, cine y otras yerbas, entrelazándose a través de la voz y las historias de Walter Bordoni.