Perú: la revalorización de Antioquia como polo turístico

Una experiencia exitosa para la erradicación de la pobreza rural

17 Dic 2018  •  14:48

17 de diciembre de 2018
Actualizado: 14:48h

Versión para imprimir

Antioquía es el mayor retablo del mundo. Una ciudad en la que con el compromiso de sus vecinos se intervino con pinturas todas las casas, acción que le valió el récord Guinness. A partir de ese hecho artístico, lograron crear servicios turísticos y agregar valor a su producción.

Actualmente el pueblo es visitado por 25.000 personas al año que buscan la tranquilidad y la gastronomía autóctona a pocos minutos de la capital peruana. El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) financió un proyecto hotelero, una planta industrializadora de membrillo, una fábrica de vinagre de manzana y jarabes de fruta. También una red de riego tecnificado de once kilómetros que alcanza a las poblaciones que viven en las zonas más altas.

Texto: Alejandro Montandón

Programa II

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias