Bottinelli: que Martínez no reconozca al ganador baja su liderazgo

Busca posicionarse como líder hacia 2024 pero da señales que solo conforman a radicales, dijo el analista

27 Nov 2019  •  12:03

27 de noviembre de 2019
Actualizado: 12:03h

Versión para imprimir

Desde la restauración democrática, los reconocimientos del triunfo del ganador de parte de los candidatos presidenciales que quedaron en segundo puesto se dieron en las primeras horas después de la elección, repasó Puntos de vista el presidente de la consultora Factum, Oscar Bottinelli.

La actitud de Daniel Martínez de no reconocer la victoria de Luis Lacalle Pou es muy extraña y no ha causado buena impresión en la dirigencia frenteamplista, aseguró el analista y señaló que varios dirigentes del Frente Amplio (FA) ya han saludado como triunfador al nacionalista.

“En el mismo momento en que trata de presentarse como líder del FA de camino a 2024, Martínez da una señal que solo es aplaudida por los sectores más duros”, dijo Bottinelli. Remarcó que, considerando la historia, el hecho de que no reconozca al ganador  tiene un impacto político.

En las elecciones de 1994 la diferencia entre el primero, Julio María Sanguinetti, y el segundo, Alberto Volonté, era de 22.000 votos y la distancia entre el segundo y el tercero, Líber Seregni, era de 12.000, recordó el Bottinelli. Volonté reconoció el triunfo a la otra mañana, señaló. Los votos observados esa vez, apuntó, fueron el doble de la diferencia entre el primero y el segundo.

En las elecciones de 1989, ganadas por el candidato del Partido Nacional, Luis Alberto Lacalle, el candidato del Partido Colorado, Jorge Batlle, y los candidatos del Frente Amplio, Líber Seregni y Danilo Astori reconocieron los resultados a las pocas horas. En ese momento aún no se tomaban en cuenta las proyecciones de encuestadoras y solo se actuaba de acuerdo a los conteos de actas de los delegados partidarios.

En los comicios de 1984, los primeros tras la dictadura, el candidato del Partido Nacional, Alberto Zumarán, reconoció el triunfo del candidato del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti, en la misma noche de las elecciones. Juan José Crotoggini, candidato del FA, se negó a hacerlo por considerarlo una adulación, recordó el analista.

En 1998 el candidato del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, reconoció el triunfo del candidato del Partido Colorado, Jorge Batlle, en la misma noche de las elecciones. También el candidato del FA, Tabaré Vázquez, aceptó los resultados en la misma noche y se posicionó hacia 2004, dijo Bottinelli.

En 2004, el segundo, Jorge Larrañaga, reconoció en pocas horas al ganador, Tabaré Vázquez. En 2009, Lacalle Herrera aceptó de inmediato el Triunfo de José Mujica y en 2014 Lacalle Pou reconoció los resultados en las primeras horas tras el cierre de las urnas, repasó.

Análisis de Oscar Bottinelli

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias