Negociar con China exige conocer su diversidad cultural, dijo el director del Instituto Confucio

Los encargados de generar vínculos “tienen que munirse de una base cultural fluida para adecuarse a la idiosincrasia que la gente”, subrayó

Entrevistas Galerías Videos Especiales

6 Dic 2017  •  11:09

6 de diciembre de 2017
Actualizado: 11:09h

China es un único país pero con diversidad, dijo en Uruguay verano el director del Instituto Confucio, Cheung-Koon Yim. Vincularse comercialmente con China exige estrategias diferentes para cada región, subrayó.

Quienes estén encargados de desarrollar el vínculo “tienen que munirse de una base cultural fluida para adecuarse a la idiosincrasia que la gente”, remarcó Yim. También es necesario enseñar características de Sudamérica y sus países, que desde la mirada china se asimila a Estados Unidos sin reconocer particularidades.

Conocer la gastronomía regional, ejemplificó, da la pauta de cuáles son los alimentos que se pueden ofrecer. La forma de negociación, en la que la paciencia es un componente importante, es otra de las características a tener en cuenta, comentó.

Instituto Confucio

La idea de crear el Instituto Confucio nació en 1985, tras la instalación del monumento a Confucio en Montevideo, contó Yim. Cuando visitó China en 1996, recordó, promovió la idea de crearlo.

El Instituto promoverá la cultura China, dijo. “No concebimos enseñar idiomas; el idioma es una expresión de las diferentes culturas de un pueblo”, dijo Yim.

Por ejemplo, adelantó, se organizarán actividades relacionadas con la gastronomía, artesanía, caligrafía o estilos de pintura entre otros.

Yin vive en Uruguay desde 1953, cuando tenía 16 años. Su familia abandonó China escapando de las situaciones de guerras que se vivían. En Uruguay se formó como arquitecto y desarrolló una larga trayectoria docente y formó su familia.

Escuchar aquí

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias