Muslera no se equivocó

Un popurrí que repasa algunas jugadas que dejó el Mundial de Rusia desde el ángulo de Parábola Perfecta

13 Jul 2018  •  19:19

13 de julio de 2018
Actualizado: 19:19h

Versión para imprimir

Mano Santa

Suárez contra Ghana en 2010 no tuvo más remedio que meter la mano. Nos dio otra vida en el Mundial de Sudáfrica. Era el minuto 120, no había opción.

El volante colombiano Carlos Sánchez metió la mano en los primeros minutos del partido frente a Japón por la fase de grupos en el Mundial de Rusia 2018, por tanto provocó lo mismo que Suárez: penal y roja.

Independientemente del desenlace del penal -si es gol o no-, resulta intuitivo pensar que al comienzo del partido no conviene jugar a ser golero siendo jugador de campo. Y cuando se acerca el final, uno siente que sí, que debe hacerlo.

¿A partir de cuándo conviene provocar un penal sabiendo que será expulsión? Un estudio académico construye un modelo probabilístico y establece en que minuto comienza a convenir hacer la “gran Suárez”. Escuchalo acá

Gol de tenis

No sabemos si juega o jugó al tenis este muchacho francés, Pavard. Lo que sí sabemos es que el golazo que empató el partido contra Argentina por los octavos de final del Mundial de Rusia 2018 fue propio de un golpe de tenis. Es que con la raqueta es muy común darle el efecto para que el viaje de la amarilla pelotita sea más largo, más sostenido. Lo escriben “slice” y se pronuncia “eslais” en los relatos del deporte blanco, a ese tipo de golpe.

El “slice” no es otro que el viejo y conocido efecto Magnus, pero girando en torno a otro eje. ¿No se entiende mucho? Bueno, escucha acá que se explica mejor lo que logró el enrulado francés.

Mbappé no fue Bolt

Cualquiera podía sentir el tufillo a falsedad en los artículos que aseguraban que Kylian Mbappé había superado la velocidad de Usain Bolt en una corrida frente a Argentina. Por varias razones: ¿cómo es posible que un deportista que no está preparado para tal fin logre superar al campeón mundial en esa disciplina? ¿cómo es posible que lo logre conduciendo la pelota?

Pero gracias a un trabajo del físico Martín Monteiro, se puede pasar de la intuición a la verificación. (http://fisicamartin.blogspot.com/2018/07/no-mbappe-no-fue-tan-rapido-como-usain.html)

Y ojo que la ciencia tiene mucho de corazonada, de intuición. Pero en algún momento debe volverse matemática para que sea ciencia. Y en eso anduvo Martín. Felipe Garay  junto con Ernesto Blanco lo explican en el siguiente audio.

Prohibido Festejar

Esa parecía ser la orden que dio Victor Púa a sus dirigidos juveniles en aquel lejano 1997. Y no era de amargo que lo decía. Era una manera de cuidar energías ya que son finitas. Y para cuidarse también ¡qué miedo dan esas montoneras en los festejos muchacho!

Ernesto Blanco ha realizado su especialización y estudios de posgrado en biomecánica. Así que, como siempre pasa, una vez que aprendés a ver el mundo con ciertas herramientas es difícil suspender esa manera de pensar ¡hasta para ver fútbol! Y Ernesto vio cosas en el festejo del segundo gol de Edinson Cavani frente a Portugal. Y luego la lesión del Edin. 

¿Habrá tenido que ver en algo ese salto en el festejo? ¿Tendrán que cuidarse más los jugadores al festejar? Escuchá los detalles del análisis.

Muslera no se equivocó

En el beisbol hay una técnica muy utilizada: los que tiran la pelota la agarran con los nudillos para no darle ningún tipo de efecto. Es decir, la pelota viaja sin girar en el aire y no habrá efecto Magnus -por tanto sin comba-. ¿Pero para que lanzar una pelota sin girar, sin que agarre efecto, y dejarla más fácil al bateador? Error, no es más fácil. Al lanzarla sin girar la pelota puede tomar trayectorias erráticas, impredecibles para el adversario, por la propia asimetría de la pelota.

Otra vez no se entendió tanto quizás. Mejor apelar una vez más a un trabajo de Martín Monteiro que llevó este conocimiento al caso concreto del segundo gol de Francia ante Uruguay (http://fisicamartin.blogspot.com/2018/07/la-knuckleball-que-enagno-muslera.html)

“El gol que se come Muslera” dirá alguno. Ernesto no cree eso y se basa en el estudio de Martín. Cree que Muslera estuvo muy bien. ¡Ni el propio Fernando se lo podría creer! Pero escuchá lo que tiene para decir en defensa de cada gesto que Muslera hizo en esa fatídica tarde rusa.     

 

*Parábola Perfecta es un espacio que surgió en 2014 con el apoyo de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y cuenta con la participación de Ernesto Blanco, Gustavo Grinspan, Washington Jones y Felipe Garay.

Foto Adhoc/Javier Calvelo

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias