Médicos Sin Fronteras: “Hay un intento creciente por criminalizar organizaciones como la nuestra”

La situación de miles de personas que huyen de sus países para vivir

28 Nov 2018  •  18:13

28 de noviembre de 2018
Actualizado: 18:13h

Versión para imprimir

Médicos sin fronteras (MSF) empezó a hacer actividades de búsqueda y rescate de migrantes en el mar en 2015. Hasta la fecha ha asistido a unas 80.000 personas que se lanzan al Mediterráneo en embarcaciones precarias huyendo de la violencia de sus países.

El Acuarius, el barco con que la organización despliega las tareas de rescate, está actualmente varado en el puerto de Marsella tras sufrir una “ola de embates” para frenar la actividad humanitaria.  “Hay un intento creciente por criminalizar organizaciones como la nuestra”, señala Carolina Heidenhain, responsable de comunicación de MSF para América del Sur. “Sobre todo de los gobiernos europeos”.

Pero el Mediterráneo es solo uno de los puntos del planeta que concentra parte de la crisis humanitaria y migratoria. Por causa de la guerra civil, unos cuatro millones de habitantes de Sudan del Sur debieron desplazarse en 2013, dentro y fuera de uno de los países con peores índices sanitarios y en el que la asistencia es exclusivamente a través de organizaciones humanitarias.

En tanto, la comunidad Rohingya, históricamente perseguida en Myanmar, ha conformado en Bangladesh el campo de refugiados más grande del planeta. El año pasado y en solo un mes recibió a unas 700.000 personas tras un pico de violencia ejercida por el Ejército.

Sobre estos escenarios y el trabajo de MSF en ellos Efecto mariposa conversó con Heidenhain. Además, sobre la muestra “Seguir con vida”, abierta hasta el 30 de noviembre en la Plaza Cagancha, una experiencia virtual para entender el drama de los desplazados.

Escuchar la entrevista

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Noticias relacionadas
Más noticias