Lustemberg: “Todavía tenemos muchas desigualdades a corregir”

El Estado tiene que ser garante de un mínimo de oportunidades para que todos puedan llegar a un desarrollo pleno, dijo

18 Nov 2019  •  11:45

18 de noviembre de 2019
Actualizado: 11:45h

Versión para imprimir

Cristina Lustemberg, quien sería ministra de Desarrollo Social en el caso de que Daniel Martínez llegara al gobierno, dijo en  Puntos de vista que una de las premisas de las que parte es que las personas socioeconómicamente desfavorecidas no lo son por ser débiles sino por tener sus derechos vulnerados a lo largo de la vida. “Todavía tenemos muchas desigualdades a corregir”, puntualizó.

El Estado debe ser fuerte en consolidar esos derechos, apuntó y sostuvo que en ese punto está una de las diferencias entre las concepciones del Frente Amplio y la coalición opositora. “El Estado tiene que tener programas, prestaciones y políticas de empleo para, a través del trabajo y la educación, ir quebrando desigualdades que tiene que ver mucho con el punto de origen”, agregó. Tiene garantizarle al que va un poco de atrás un piso mínimo de oportunidades para que todos puedan llegar a un desarrollo pleno, remarcó.

El desafío más grande en una eventual próxima gestión frenteamplista del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) es cambiar la situación del 8% de personas que están por debajo de la línea de pobreza. Las políticas de empleo deben ser la herramienta principal, dijo, dándole prioridad a hogares monoparentales a cargo de mujeres. Es asimismo prioritaria, subrayó, la atención a la primera infancia y adolescencia.

Agregó que una de las herramientas que aporta en ese sentido es el Sistema Nacional Integrado de Cuidados que se ha comenzado a implementar en el actual gobierno. Con ese dispositivo, el cuidado, que está mayoritariamente bajo la responsabilidad de las mujeres, se compartirá con el Estado. Una de las tareas del Mides en un eventual gobierno frenteamplista será fortalecerlo, subrayó.

Destacó que desde que se inició el primero gobierno del Frete Amplio la proporción del PBI dedicada a educación, salud y seguridad social multiplicó por 2.3. “Todavía tenemos muchas desigualdades a corregir”, puntualizó.

Entrevista a Cristina Lustemberg

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias
Gabriel Molina