Los “miedos” y “cucos” a 39 días de las elecciones, según Bottinelli

Análisis en Puntos de vista

18 Sep 2019  •  10:07

18 de septiembre de 2019
Actualizado: 10:07h

Versión para imprimir

El presidente de Factum, Oscar A. Bottinelli, analizó en Puntos de vista el nuevo escenario de competencia electoral a 39 días de las elecciones nacionales.

En ese marco, se refirió a la importancia de “los miedos y cucos” que se evocan en la campaña. Parafraseando a Jorge Luis Borges, dijo que al Frente Amplio (FA) no lo une el amor sino el espanto. “El cuco de `cuidado lo que se viene´ o `lo que se pierde´ está siendo mucho más convocante para que el FA retenga a los desilusionados que las creencias al futuro”, señaló.

Frente a eso, el politólogo indicó que “del otro lado se ven en columnistas y dirigentes del Partido Nacional (PN) formas y estilos al hablar del FA que suenan a una actitud revanchista”. No es la actitud de Luis Lacalle Pou ni de figuras principales, pero el estilo es de `ahora venimos con el sable desenvainado, el gobierno es un disparate, todo hace mal y hay que sacarlo ya’, aparecen en editorialistas o allegados al partido.

Situación

El ascenso FA en las encuestas, la estabilización del PN y el freno tanto del Partido Colorado (PC) como de Cabildo Abierto (CA) son datos que ajustan el escenario electoral. Según el presidente de Factum, las últimas tendencias demuestran que no habría duda en cuanto a quiénes van al balotaje.

“No es solo el tema de los números sino esencialmente que la línea ascendente de PC se frenó y se da una caída del PN (…). Esto hace que tengamos la presunción de un balotaje entre Lacalle Pou y Daniel Martínez”, dijo.

Gobernabilidad

Además, Bottinelli remarcó que la composición del Parlamento que resulte  el 27 de octubre va a ser muy relevante como impacto hacia el balotaje del 24 de noviembre y, en una etapa posterior, para la gobernabilidad del país.

En ese sentido, indicó que lo que suceda la semana posterior a las elecciones nacionales va a ser clave. No será lo mismo si ocurre como en 2009 y 2014 —cuando los partidos tradicionales hicieron un acuerdo de palabra—, que si se repite lo de noviembre de 1999, —cuando firmaron un acuerdo de once puntos y establecieron las bases para una coalición entre ambos partidos. En esa instancia, contó Bottinelli, salieron los principales dirigentes nacionalistas diciendo que había que votar al PC y, nada menos, que a un Batlle.

Finalmente, explicó que la composición del Parlamento también hace mirar el tema de la gobernabilidad, ya que se va a la pesca de votos en las cámaras y, por ejemplo, no se nombran a los directores de entes si no hay mayorías parlamentarias.

Escuchar el análisis

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias
Rodrigo Arim