La situación de la agencia Télam tras el despido de más de 300 trabajadores

Con el periodista Ariel Bargach

11 Jul 2018  •  10:40

11 de julio de 2018
Actualizado: 10:40h

Versión para imprimir

Fueron más de 300, pero es todavía incierto el número exacto de los despidos en Télam, la agencia estatal de noticias argentina; no hay lista oficial ni contacto con las autoridades, contó a Puntos de vista el periodista Ariel Bargach.

Los trabajadores saben de los motivos de la decisión por declaraciones “zigzaguentes” que hicieron las autoridades en los medios. Este miércoles el titular del Sistema Federal de Medios Públicos asistirá a la Cámara de Diputados para dar explicaciones, al tiempo que en las últimas horas un fiscal ordenó habilitar el recurso de amparo interpuesto por una asociación civil para el reintegro de los trabajadores como medida cautelar.

Tras los despidos masivos, seis corresponsalías quedaron vacías y 13 quedaron con una sola persona, informó Bargach. “Se están dando reacciones interesantes en varias legislaturas que votaron un repudio a los despidos, creemos nosotros que para los gobernadores locales pierden una usina de información importante para que sus iniciativas lleguen al resto del país”.

Desde hace algunos meses el sindicato venía denunciando “un ajuste cada vez más fuerte”, suponía que algo grande pasaría y lo denunciaron en la asamblea una semana antes. “Se cerraron algunos suplementos, los viajes se habían restringido al mínimo. Ya no viajábamos a hacer coberturas al interior, mucho menos al exterior. Al Mundial fue un periodista y un fotógrafo”.  Lo que nunca pensaron es que el proceso sería “tan desprolijo” y “mal apuntado”.

“En líneas generales” parecen haber apuntado al activo militante y a las periodistas que cubren cuestiones de género y de violencia institucional, sostuvo el periodista. Aunque también se despidieron trabajadores “de muchos años insospechados de nada que para este gobierno pudiera ser malo”.

En las últimas horas el sindicato de prensa de Buenos Aires radicó una denuncia contra directivos y autoridades periodísticas de la agencia por incumplimiento de los deberes del funcionario público, puesto que no van a trabajar desde hace dos semanas. Las sedes de Télam no están tomadas, subrayó Bargach. Los trabajadores permanecen adentro para “cuidar los bienes” pero “las puertas están abiertas” y “el personal de seguridad sigue en sus puestos”.

Escuchar el informe de Lourdes Vitabar

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias