La larga noche de Francisco Sanctis

Una película sobre la “mayoría silenciosa”

Entrevistas Galerías Videos Especiales

19 Jun 2017  •  16:25

19 de junio de 2017
Actualizado: 16:25h

La larga noche de Francisco Sanctis es una película dramática argentina de 2016 escrita, dirigida y producida por Francisco Márquez y Andrea Testa, siendo de ambos directores su ópera prima. El guion está basado en el libro homónimo de Humberto Costantini, publicado en 1984. Está protagonizada por Diego Velázquez en el papel de Francisco Sanctis, ganador del premio de Operas Primas del Incaa. La película está ambientada en 1977 y comienza cuando el hombre del título, un oficinista de clase media, padre de familia y de carácter pasivo, se encuentra con Elena, una mujer que conoció en su juventud. Ella, esposa de un militar de la Aeronáutica, le pide que anote dos nombres y una dirección. Se trata de dos personas que esa noche van a ser secuestradas. A partir de ese momento, él, que no tiene compromiso político, se enfrenta a un debate interior y ético acerca de cómo resolver la situación.

Los directores Andrea Testa y Francisco Márquez abordan en su largometraje, la cuestión de la “mayoría silenciosa” durante la dictadura.

Nuestros temas:

La película.  Entrevista con Andrea Testa

La figura de Humberto Costantini

Películas que transcurren en una sola noche

La mayoría silenciosa.  Un libro del periodista Rafael Rey que reconstruye el período de la última dictadura de Uruguay (1973-1985) a partir de vivencias de gente “común”. Entrevista con Rafael Rey.

La obra del artista plástico León Ferrari (inspiración para los directores). Dicen los directores: “Hay algo que también nos ayudó a pensar el momento. Fue la obra Yo no sabía, de León Ferrari, que es ese mural donde él puso todos los recortes de diario de la época donde se muestra que había secuestros, pedidos de hábeas corpus, como estaba en los diarios, frente a ese ‘Yo no sabía’. Y eso era lo que más nos interpelaba a nosotros, o la necesidad de preguntar cómo realmente se vivía sin saber nada. ¿Se sabía? ¿No se sabía? ¿Qué era ese mecanismo? Y a lo que le pasa al personaje se le interpone delante de él esta información. Y a partir de ese momento, no va a poder ver las cosas de la misma manera. Fue una obligación que le pusimos al protagonista de decir: ‘Está ahí, existe, está pasando’”.

 

Más noticias