“La información oficial no coincide con lo que sale todos los días en la prensa”

La actividad lechera es la que aparece más altamente relacionada a los altos contenidos de fósforo, según el director de Recursos Naturales

20 Jul 2019  •  13:15

20 de julio de 2019
Actualizado: 13:15h

Versión para imprimir

El director de Recursos Naturales, Fernando García Préchac, habló sobre la contaminación de las aguas superficiales y subsuperficiales vinculada a la producción agrícola y manifestó que “la información oficial no coincide con lo que sale todos los días en la prensa”.

Según el jerarca del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), el principal problema es el exceso de nutrientes, en especial el fósforo. Se suele señalar al glifosato como su principal  causante, pero los datos oficiales de los monitoreos realizados por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) en los ríos Santa Lucía y Río Negro no indican eso.

García Préchac explicó que el Santa Lucía es el más contaminado y el más monitoreado, y en él el problema fósforo no viene del uso de agroquímicos como el glifosato sino por la actividad ganadera.

“La mitad de las veces que se mide no se lo encuentra y cuando aparece está a niveles bajísimos, (…) y lo mismo ocurre en el Río Negro”, dijo a De siembra.

Aunque aclaró que esto “no quiere decir que haya que quedarse con los brazos cruzados y que no haya problemas con los agroquímicos”. Al respecto citó la presencia en el agua de herbicidas y fungicida en cantidades bajas.

Según comentó, la actividad lechera es la que aparece más altamente relacionada a los altos contenidos de fósforo. A su vez, poco ayuda en esto el incremento de productividad en lechería, ya que aunque “se hicieran las cosas bien” con este esquema productivo se seguiría incrementando el fósforo en los cauces de agua.

Además indicó que el MGAP está realizando una campaña y un ciclo de charlas en todo el país para concientizar a los productores sobre buenas prácticas en el uso agrícola.

Por ejemplo dijo que la simple rotación de cultivos con pasturas significaría reducir a la mitad el uso de productos. “Ese es un camino clarísimo que hay que recorrer”,  afirmó.

Otro aspecto a mejorar es la forma de aplicación de fertilizante en las superficies y los planes de uso y manejo de suelo, con un capítulo relacionado a la fertilización en base a análisis de suelos.

Por otra parte habló de la contaminación de aguas profundas, algo de lo que “nadie habla” pero que le “preocupa muchísimo” ya que “es un grave problema de salud pública”.

Los datos están ahí disponibles y para mí son alarmantes”, sostuvo.

Escuchar

Foto: Gabriel Monteagudo

 

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias
Olga Otegui