La desnutrición otra vez empieza a aparecer en Las Láminas

Ezequiel, el testimonio de uno de los chicos que sufrió la crisis en 2004

Entrevistas Galerías Videos Especiales

14 Sep 2017  •  09:59

14 de septiembre de 2017
Actualizado: 09:59h

Bella Unión fue emblema de la crisis económica del Uruguay de comienzos de los 2000. En el año 2004 un grupo de periodistas reportó desde allí situaciones de pobreza extrema, donde se destacaba que los niños comían pasto.

En ese momento, la mortalidad infantil era de 15 por 1.000 a nivel nacional, pero en Las Láminas esa cifra se triplicaba (55 por 1.000). Eso se debía a la gran desnutrición que sufrían los niños del lugar.

Uno de esos niños, Ezequiel, hoy tiene 23 años y problemas de salud que derivaron de la desnutrición que sufría en 2004. Ha que ha estado internado porque tiene diabetes, insuficiencia renal e hipertensión.

“Cuando llovía era imposible salir porque había mucha agua y barro. Pasábamos más enfermos que otra cosa”, cuenta y recuerda los días en que su familia no tenía para comer y entre todos los vecinos se ayudaban.

Ezequiel vive solo en una de las viviendas inauguradas este miércoles en Las Láminas. Y, aunque le pone muchas ganas y trabaja desde su casa con una computadora en la que imprime fotos y brinda servicios informáticos a los vecinos, quiere hacer un curso para y brindar más servicios pero sus problemas de salud no se lo permiten.

La desnutrición hoy

La doctora María Elena Curbelo, que si bien hoy está jubilada continúa en el barrio trabajando con la Fundación Retoño, dijo a la periodista Lourdes Vitabar que lamentablemente la noticia de hoy es que “la desnutrición otra vez está empezando a aparecer en Las Láminas”.

“Hoy está aumentando la desnutrición. Creo que por el tema que nos pasó hace muchos años y es la fuente de trabajo”, dijo la médica y continuó: “hoy una cantidad de familias no consiguieron corte, nosotros a la hora de la merienda, que es para compartir con los chiquitos discapacitados y que van a danza, notamos que aumenta la cantidad y las promotoras del barrio te dicen que hay hambre”.

“Estamos en el comienzo de un periodo que puede ser delicado”, advirtió.

El otro problema grande, cuenta Curbelo, es la educación. “Pasan (de clase) por edad pero la mayoría de los niños egresan de sexto a veces sin leer bien y saber escribir bien y hay un quiebre cuando van al liceo o UTU y hay una nueva frustración”, subraya y agrega: “por un lado está el estímulo para que sigan estudiando pero corremos el riesgo de que ese estimulo se convierta en otra frustración para esos niños”.

Discriminación

Por otra parte, la periodista de Radio Uruguay se refirió a la discriminación que sufren los adolescentes de Las Láminas por pertenecer a ese barrio.

“En Bella Unión los adolescentes que van desde Las Láminas al liceo o UTU sufren discriminación de sus compañeros por ser de allí. Y hay casos recientes de chicos que han tenido intentos de autoeliminación”, detalló la periodista de Radio Uruguay.

La comunicación con la Fundación Retoño puede establecerse a través de la página web de la ONG. También se puede escribir al mail ragus@vera.com.uy.

Escuchar aquí el informe de la periodista Lourdes Vitabar:


Foto: Lourdes Vitabar

 

 

Más noticias