La declaración del Grupo de Contacto y la postura de Uruguay, según Carlos Luján

El gobierno arriesgó y sería ideal contar con “apoyos suprapartidarios”, porque si no “la gente se confunde”, señaló el analista

8 Feb 2019  •  11:23

8 de febrero de 2019
Actualizado: 11:23h

Versión para imprimir

La declaración del Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela difundida ayer jueves tras la reunión de representantes diplomáticos en Montevideo, parece echar luz sobre un escenario complejo, con “probablemente” cinco posiciones en relación al tema y en el que Uruguay ocupa un lugar intermedio, indica el analista Carlos Luján.

La negociación ya comenzó, señala en esta entrevista, al tiempo que subraya que la alternativa es el conflicto, ya sea implique una guerra civil o una intervención armada.“Pensar que esto se va a resolver con presión internacional, que simplemente va a hacer que el régimen de Maduro se derrumbe sin derramamiento de sangre es muy ingenuo”, dijo el politólogo a Puntos de vista.

El especialista en análisis internacional destacó dos puntos de la declaración. El marco constitucional que se reivindica para el llamado a elecciones y el “foco de tensión” que significa el envío de ayuda humanitaria, porque puede ser la chispa de un enfrentamiento militar.

Respecto al llamado a elecciones, se puede convocar a un plebiscito revocatorio, a través de  la recolección de firmas (como en 2017, cuando no se llegó a las voluntades necesarias), o por votación de la Asamblea Nacional, que tiene mayoría opositora y aunque no es reconocida por el gobierno de Maduro sigue funcionando, apuntó el analista. Tanto para el gobierno como para la oposición un plebiscito revocatorio implica “ceder mucho”, advirtió.

Sobre el posicionamiento de Uruguay en el tema, Luján sostuvo que se corrieron riesgos y señaló la necesidad de contar con “apoyos suprapartidarios”, “que esto no lo pensáramos en términos de la campaña electoral”.

No estoy diciendo que todos los partidos tienen que estar de acuerdo, aclaró, pero sería bueno que se reconozcan los principios de política exterior mantenidos desde la redemocratización del país, y se acepte que a veces entran en tensión. “Aceptemos que no queremos intervenciones en Venezuela, y menos de índole militar,  y aceptemos también que la autodetermiancion de los pueblos pasa por la plena vigencia de la democracia”.

Escuchar la entrevista

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias