La cabeza de Ramírez

Elogiada novela histórica del argentino Juan Basterra

4 Feb 2021  •  15:04

4 de febrero de 2021
Actualizado: 15:04h

Versión para imprimir

Como tantos otros caudillos federales en tiempos de la Independencia de las provincias del Plata, Francisco Pancho Ramírez, también gobernador de Entre Ríos, aliado de Artigas durante la Liga Federal y luego su último perseguidor, ha sido del interés de varios historiadores y narradores. Entre los recientes se encuentra el argentino Juan Basterra, nacido en La Plata pero residiendo casi toda su vida en Resistencia, capital de El Chaco, alternando también en París y Barcelona. De gran suceso, tanto de crítica como de ventas a raíz de su novela Tata Dios hace tres años, fue requerido por El Tungue Le, tras la nueva edición de La cabeza de Ramírez.

Manejando un buen equilibrio entre historia y ficción: “tomé algunos hechos fehacientes probados para novelar una historia. Traté de que los fragmentos de documentos que figurasen en el libro fuesen explicativos pero que no entorpecieran el desarrollo de la acción”, dice el autor. “El título, tomado de un poema de Lugones, hace referencia a la muerte de Ramírez. Le cortan la cabeza, la transportan y en algún momento llega a Santa Fe, es embalsamada, esto no es cuento, se le hace una jaula de hierro y pasa a ser exhibida” agrega.

Dos mujeres son muy destacadas en la obra, la Delfina amante y compañera de Ramírez hasta en sus batallas y Norberta Calvento, ambas sobrevivieron al caudillo conviviendo en Concepción del Uruguay.  “El personaje de la Delfina me subyugó. Norberta fue su prometida eterna. El día de su muerte con noventa años se la amortajó  con su vestido de novia de casamiento, nunca se casó”, dice Basterra.

Otros dos personajes, más ligados a la historia uruguaya, son Anacleto Medina y obviamente Artigas. Este entiende el novelista, “había comenzado a ser una molestia porque no podían brindarle todos los recursos para seguir guerreando y además no querían enfrentarse a ese imperio enorme de Portugal, Brasil y Algarves. Y lo mismo pasa luego con Ramírez cuando funda la República, una republiqueta más bien, de Entre Ríos… se lo deja de lado muy poco después del tratado de El Pilar”.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias