Historia y presente en Capurro

Con Mario Sanseverino, presidente del Centro Atlético Fénix

2 Ene 2019  •  20:14

2 de enero de 2019
Actualizado: 20:14h

Versión para imprimir

Desde los cinco años estuvo ligado al club de sus amores. Siempre ahí, en las buenas y en las malas; como para resurgir de las cenizas. Fue jugador, delegado, directivo y hasta llegó a atender la cantina.

En 1990, cuando los albivioletas descendieron a la C, se hizo cargo del club y asumió la presidencia. No paró. Vino el ascenso a la B, después a la A, y llegaron dos Liguillas consecutivas; con clasificación a Copa Libertadores y una histórica goleada a Cruz Azul de México por 6-1 en 2003.

“No me costó asumir porque Fénix es mi vida, es mi familia, mi barrio, mis amigos. Siempre estuve ligado al club, más en las malas. Ascender en un año y todo lo que vino después fue un gran premio”, dijo Sanseverino a El Tungue Lé.

Tras dejar la presidencia en 2008, se mantuvo cerca pero sin estar a cargo de todo. En 2018 lo fueron a buscar y volvió a aceptar tomar el cargo de presidente, ya con 76 años.

“Es insalubre, pero lo hago con gusto. Este año nos salvamos en la última fecha y me costó mucho ver los partidos. Algunos se enojaron conmigo porque uno de los últimos fui a la cancha pero me quedé afuera en el auto, esperando. Es que me pongo muy nervioso”.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias