Nueva planta de UPM sería la mayor inversión privada en la historia de Uruguay, según el gobierno

El desarrollo de la zona centro y norte del país fue uno de los centros de la negociación, apuntó García

7 Nov 2017  •  21:39

7 de noviembre de 2017
Actualizado: 21:39h

Versión para imprimir

Este  martes el gobierno uruguayo firmó un acuerdo de inversión con UPM para la instalación de una segunda planta de celulosa en el país. De concretarse la inversión, la nueva pastera se localizaría en el departamento de Durazno.

Tras la firma del acuerdo, que sella la primera etapa de negociación entre Uruguay y la empresa finlandesa, el director de la OPP, Álvaro García, señaló los impactos generales del emprendimiento y algunas contribuciones directas de la multinacional fijadas por contrato.

Entre los impactos directos,  el jerarca señaló un aumento en las exportaciones anuales del orden de los 1.000 millones de dólares, una recaudación anual para el Estado de 120 millones y la creación de 8.000 puestos de trabajo, entre directos, indirectos e inducidos por la nueva cadena productiva.

También destacó un incremento estimado del PBI de entre un 10 y 15% en las zonas de influencia de la planta, un aumento de 10% en la producción de energía renovable, la consolidación del complejo forestal maderero y el impulso a la investigación en usos innovadores de la celulosa.

García sostuvo que uno de los centros de interés de la negociación para el gobierno uruguayo ha sido el impacto de la inversión en la zona centro y noreste del país, donde hay “menor desarrollo relativo”. Asimismo, señaló que las obras de infraestructura, requeridas por el proyecto, implicarán un salto cualitativo y serán aprovechadas por otros sectores productivos.

Entre las contribuciones directas de UPM,  si se concreta la inversión, García enumeró: el aporte de un millón y medio de dólares anuales durante 23 años para la creación de un fondo de innovación sectorial, tres millones para la mejora de la calidad del agua del Río Negro, un millón y medio para la capacitación del personal durante la fase de construcción y seis millones anuales durante diez años para el desarrollo de infraestructura vial.

Se estima que la planta tendrá una capacidad de producción superior a los dos millones de toneladas. En base a este volumen, se fijó un canon por la autorización de la zona franca que tendrá la empresa para operar, detalló el jerarca.

Por su parte, el vicepresidente de UPM, Jaacko Sarantola, subrayó los beneficios que proporcionará la fábrica en caso de decidirse su instalación.

Hacer clic aquí para ver el Contrato de Inversión entre  Uruguay y UPM

Foto: Nicolás Celaya / adhocFotos.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Noticias relacionadas
Más noticias