1934: Ganar como sea

En pleno auge fascista, Italia gana la Copa del Mundo designando los arbitrajes y jugando con extranjeros

12 Abr 2018  •  11:58

12 de abril de 2018
Actualizado: 11:58h

Versión para imprimir

La segunda Copa del Mundo la organizó Italia, que se presentó como sede impulsada por Benito Mussolini. El de 1934 fue el único Mundial que no tuvo la participación del campeón vigente, Uruguay. La celeste decidió no acudir a Europa, como respuesta a la no participación de varias selecciones europeas en 1930.

La Copa del Duce, trofeo que también se le entregó a Italia junto a la Jules Rimet, se quedó en el país local tras derrotar a Estados Unidos, España, Austria y Checoslovaquia. Arbitrajes que ayudaron a ganar partidos, amenazas al plantel y cuerpo técnico italiano, y la propaganda fascista acompañaron los días de la segunda copa del mundo.

Ganar como sea, el segundo capítulo de Deportivo Mundial, nos presenta a los cuatro argentinos que salieron campeones del mundo con la azzurra. Los argentinos Luis Monti, Enrique Guaita, Attilio Demaría y Raimundo Orsi, y el brasileño Anfilogino Guarisi formaban parte de la selección de Italia campeona del mundo en 1934.  Incluso Demaria y Monti habían disputado la final de 1930 con la selección argentina.

Foto: El gol del nacionalizado Enrique Guaita con carga contra el arquero austríaco, el sueco Ivan Eklind , que arbitró la semifinal y la final, no sancionó. (FIFA.com)

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias