Filippini: “el lunes siguiente al partido habían llevado a todos presos”

Julio Filippini y Santiago Diaz; la historia de Defensor campeón en 1976

21 May 2018  •  15:13

21 de mayo de 2018
Actualizado: 15:13h

Versión para imprimir

Julio Filippini contó en el Deportivo Uruguay la historia del día que le mandó un saludo a su hermano y a sus compañeros del Penal de Libertad, tras hacerle un gol y medio a Nacional en el Estadio Centenario el día de su debut, a los 19 años. Ese día, además de convertir le hicieron un penal y fue el único partido que jugó en el equipo campeón de 1976.

Santiago Díaz en 2016, a 40 años del logro violeta, publicó el libro ‘Una vuelta a la historia. Defensor del 76: memorias de una hazaña en dictadura’ y comenzó su relato con la historia de Filippini y el único partido que pudo jugar. El día que empezó su carrera como futbolista, y el día que terminó.

En el penal no escucharon ese día, pero Julio en la próxima visita le llevó a su hermano la nº17 que usó ese día. “Le llevé la camiseta con la que había jugado, y mi hermano que salió en el año 83 u 84, dejó la camiseta para otro compañero y quedó ahí adentro. Nunca más tuve la camiseta de Defensor”, contó Julio Filippini.

El lunes siguiente al partido, Julio se tuvo que esconder y no fue a entrenar por algunos días. Luego de escuchar de voz de un comisario —”el operativo de las fuerzas armadas termina aquí”— pudo volver a los entrenamientos y se enteró de que el día siguiente al partido habían llevado a todos sus compañeros presos.

“Nadie nunca me dijo «no va a jugar más por este tema», pero ese fin de año me dejaron libre. Un directivo de las inferiores me dijo un día «olvidate, fue un tema político»” remató Filippini.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias