Este lunes, a las 17:00 horas de Italia, la jueza Agatella Giuffrida, presidenta del Tribunal de Apelaciones de Roma, leyó la condena a cadena perpetua de los represores uruguayos por su responsabilidad en los crímenes de lesa humanidad cometidos en las dictaduras del cono sur.

Minutos después, la periodista Nadia Angelucci –corresponsal en Roma de La Diaria– confirmó a Informe nacional la decisión judicial que por primera vez incluía a Jorge Tróccoli y cambiaba radicalmente la decisión tomada en la primera instancia judicial.

La justicia italiana también dispuso penas civiles que implican un resarcimiento para varios de los represores condenados. Por ejemplo, impuso la obligación de indemnizar con 100.000 euros a Mariana Zaffaroni, Andrés Recagno y Martha Amanda Casal de Rey, que deberán pagar José Gavazzo, Pedro Mato, José Ricardo Arab, Ricardo Medina, Luis Maurente, José Sande, Ernesto Ramas, Jorge Silveira y Gilberto Vázquez.

El secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, señaló desde Roma a Informe nacional que el fallo es fruto del trabajo conjunto de los Familiares, el Estado uruguayo, los fiscales Tiziana Cugini y Francesco Mollace y el abogado Andrea Speranzoni.

“El trabajo realizado por el gobierno para lograr los hallazgos de documentos encontrados en el Ministerio de Defensa Nacional, datos ponderados de la ESMA en Argentina y del Fusna en nuestro país, fueron el respaldo a todos los testimonios recabados desde 2009”, explicó Toma.

Dijo, además, que se logró probar en documentos que Tróccoli fue el planificador de los homicidios consumados de mayo a octubre de 1978 por el personal de la Armada uruguaya con la Escuela de Mecánica de la Armada en Argentina.

El secretario de la Presidencia también habló del protagonismo del represor José Gavazzo, de quien las pruebas aportadas demuestran que en 1976 dirigía desde Uruguay las operaciones denominadas “Cóndor” como jefe.

“Los documentos fueron irrefutables”, afirmó Toma, quien lamentó que el Parlamento uruguayo no haya votado las venias solicitadas y se diera cuenta de la responsabilidad del violador de los derechos humanos que fue condenado a prisión perpetua. “Uno se pregunta qué hay detrás de la cosa”, acotó el jerarca.

Consultado por Informe nacional sobre si esa documentación, además de la sentencia, podrían sumar a los procesos y causas en la justicia uruguaya, Toma fue categórico y señaló: “no sólo en Uruguay sino también en Argentina”.

En 1974 Aurora Meloni tenía 23 años y dos hijas chiquitas cuando el comisario Hugo Campos Hermida se presentó en su apartamento de Buenos Aires y se llevó a su esposo Daniel Banfi, a Luis Latrónica y a Guillermo Jabif.

Meloni, que fue una de las uruguayas que comenzó la causa Cóndor en Italia en 1999 junto a otras mujeres, dijo a Informe nacional que el fallo significa “una gran victoria de la justicia” y que llega en un momento donde “los vientos en América Latina no son positivos”.

En Uruguay muchos familiares, víctimas y testigos que a lo largo de estos años esperaban justicia seguían de cerca lo que pasaba en Roma.

En Canelones, “una extraña y agria alegría” dijo sentir Wilson Falero, exdetenido durante la dictadura cívico militar que en 2016 estuvo declarando en Roma.

Emocionado, Falero contó a Informe nacional que recibió la noticia mientras caminaba por una tarde de sol con su hija de tres años. Él es parte de la causa del Plan Cóndor y que desea que esta sentencia le sirva a la humanidad para decir nunca más a los delitos de lesa humanidad.

La evidencia de la presencia de Jorge Troccoli en la Escuela de Mecánica de la Armada en Argentina fue factor determinante para la condena que determinó el Tribunal de Apelaciones de Roma contra el militar, sostuvo Graciela Borelli, al señalar la participación de marinos uruguayos en la desaparición de su hermano Raúl durante diciembre de 1977, en Buenos Aires.

Por su parte, la abogada querellante Alicia Mejía comunicó desde Italia que el Tribunal de Apelaciones de Roma argumentará en 90 días la sentencia de condena al represor Jorge Tróccoli, junto a otros once militares uruguayos.

En teleconferencia con Familiares, en la sede del Pit Cnt, Mejía explicó que el fallo permitió ratificar la participación de los imputados en los crímenes de lesa humanidad, aspecto negado en la primera instancia judicial.

Mejía desconoce en qué condiciones esperará Tróccoli la ratificación de la sentencia pero, entiende, que es lógico esperar que presente casación contra la condena.

La letrada consideró que cualquier recurso sólo puede mejorar las condiciones de reclusión de Tróccoli, no así eludir su responsabilidad en los secuestros, torturas y asesinatos.

El ministro de Defensa Nacional, José Bayardi, señaló que la sentencia de segunda instancia en la Corte de Roma llegó para corregir el error que se había cometido en la primera instancia en la que se había exonerado de responsabilidad a los militares uruguayos involucrados en el Plan Cóndor.

Bayardi destacó el compromiso del Poder Ejecutivo en esta causa en la persona del secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, y reconoció la lucha de los Familiares que desde los años 90 llevaron la causa de los derechos humanos a Italia.

El ministro de Defensa explicó que los militares uruguayos presos en el país deberán cumplir su condena antes de ser extraditados a Italia para cumplir con la cadena perpetua.

En tanto, la candidata a la vicepresidencia de la República por el Frente Amplio, Graciela Villar, indicó que será necesario fortalecer mucho a la Fiscalía especializada en derechos humanos y delitos de lesa humanidad en un próximo gobierno.

Consultada por la sentencia del Plan Cóndor en Roma y las denuncias de las organizaciones de derechos humanos sobre la lentitud de la justicia uruguaya en torno a estas causas, Villar afirmó que es necesario saber qué pasó y quiénes fueron los responsables para dar un claro mensaje de que la impunidad no se puede permitir.

“Quienes cometen un delito de lesa humanidad no pueden ser absueltos y vivir su vida alegremente sino que deben ser juzgados y penados como corresponde”, agregó Villar.

 

Escuchar el informe completo:

Imagen: captura de pantalla de video de Sudestada