En Godoy Cruz “el Morro era ídolo, un referente”, dijo Larriera, que fue su DT en el club

El entrenador comentó que no entiende los cuestionamientos al ingreso en el clásico de Denis Olivera

9 Feb 2021  •  15:00

9 de febrero de 2021
Actualizado: 15:00h

Versión para imprimir

En 2008 Mauricio Larriera, el actual director técnico de Peñarol, era ayudante del entonces técnico de Nacional, Gerardo Pelusso, cuando Santiago “Morro” García hizo su debut en Primera División. “Debutó con 17 años, era un hombre niño, se mostraba con una experiencia y unos movimientos” superiores a los que se esperaban para su edad, destacó Larriera en Vamos que vamos.

Diez años después, recordó el entrenador, fue su técnico en Godoy Cruz de Mendoza. “Allá era ídolo, era muy querido, un referente”, contó.

El fútbol es una actividad humana y por eso hay que estar cerca de los futbolistas desde el punto de vista humano. “Las grandes enfermedades hoy están en la cabeza, somo regidos por la cabeza”, comentó.

Peñarol

“Me siento muy bien en Peñarol; me toma en un buen momento después de un tiempo que me había tomado para reciclarme”, dijo Larriera. Reconoció que hasta ahora el equipo ha sido fluctuante en materia de rendimientos.

Señaló que sus opciones técnicas pasan por que la idea de juego no esté por encima de las características del plantel y del club. “Estamos tratando de ser un poco más pragmáticos y más eficaces en las áreas; no logramos concretar las situaciones que generamos”, comentó.

Dijo que el equipo tiene que lograr que la idea futbolística, que se vio en algunos períodos, se sostenga más tiempo. “Para desarrollarla tienen que estar todos los jugadores en un mismo momento y en buen nivel todos, y eso no nos ha pasado”, dijo.

Larriera explicó, por otra parte, la decisión de incluir a Denis Olivera en el partido clásico. “Me parece que no hizo un partido tan espantoso como para que sea tan criticado; me parece que es más profundo, que tenemos una sociedad bastante hipócrita en estos temas”, dijo.

El entrenador dijo que no entiendo por qué llamó la atención que jugara un futbolista que entrena todos los días, tiene contrato y está en al banco. “Para mí hay algo más profundo”, remarcó.

Puntualizó que tiene autonomía para tomar las decisiones futbolísticas. “No llegué a Peñarol para ser un títere”, dijo.

Mauricio Larriera

Foto: Pablo Vignali / Adhocfotos

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias