“El sindicato pretende dirigir la DGI”, dijo el director general de rentas

Según Serra, las medidas del sindicato son desmedidas y es falso que haya rebaja para unos y aumento para otros

9 Ene 2019  •  10:18

9 de enero de 2019
Actualizado: 10:18h

Versión para imprimir

La Dirección General Impositiva (DGI) resolvió suspender los controles que se hacían en el este del país para no interrumpir las actividades turísticas, tras las manifestaciones realizadas por los trabajadores en Punta del Este que se mantienen en conflicto con el organismo.

Desde el sindicato rechazan un decreto firmado en diciembre por el Poder Ejecutivo que modifica la estructura de las remuneraciones de los funcionarios.

El director general de rentas, Joaquín Serra, explicó en Puntos de vista que en 2005 se hizo una profunda reforma —que afectó a todas las políticas salariales de la DGI— debido a que se pagaban salarios muy bajos y se permitía la doble función, lo cual permeaba el conflicto de intereses: “algunos funcionarios controlaban y a la vez asesoraban a las empresas”.

Frente a eso, “se crea un régimen de dedicación exclusiva basado en compensaciones especiales, por lo que se fijan salarios mensuales importantes, que permitan que los trabajadores cumplan ocho horas en DGI sin tener que generar complementos porque el salario era bajo”. A partir de esto, dijo, el pago de los salarios en el organismo está ligado al cumplimiento de metas grupales por lo que a veces lo cobran, otras cobran una parte y podrían no cobrarlo.

En ese marco, consideró: “es verdad que vamos a tener metas más exigentes pero como empleados públicos, que tenemos buenos salarios, está bien que el Ministerio de Economía nos ponga metas exigentes”.

Según Serra, las medidas del sindicato son desmedidas y es falso que haya rebaja para unos y aumento para otros. “Si los niveles salariales de los jefes son altos, es un reflejo de los altos salarios de los funcionarios operativos. Si cobran los premios, los cobramos todos, los funcionarios y directores, es la misma meta para todos. Es falaz decir que hay aumentos para unos y no para otros”, afirmó.

Además, contó que tuvieron 10 reuniones con el sindicato desde setiembre y en la última fecha se firmó una cláusula de salvaguarda. Esta cláusula establece que si en dos años no se alcanza la meta de recaudación se da por cumplida. “Ahora, los mismos dirigentes que firmaron el acuerdo fundamentaron ante la asamblea que debían rechazar lo que habían firmado”, acotó.

Por otra parte, aseguró que las manifestaciones ocurridas este martes frente al hotel Conrad, de Punta del Este, afectan seriamente la actividad, sumado a las dificultades que atraviesa el sector. “No podemos financiar con nuestros viáticos paros que no son preanunciados y lo que hacen es dañar la imagen del país”, opinó.

Finalmente, el jerarca aseguró: “el sindicato pretende dirigir la DGI pero eso es innegociable. Las condiciones salariales sí se negocian”.

Escuchar la entrevista

Foto: adhocFotos

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Noticias relacionadas
Más noticias