El rechazo a los pobres en la base de la exclusión social

Con Adela Cortina, autora de “Aporofobia, el rechazo al pobre: un desafío para la democracia”

31 Ene 2019  •  18:15

31 de enero de 2019
Actualizado: 18:15h

Versión para imprimir

El término aporofobia (miedo, rechazo o aversión a los pobres) fue incluido en el diccionario de la Real Academia en 2017, aunque acuñado mucho antes, a mediados de los 90, por Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía Política española.

Se hablaba contantemente de xenofobia, señala Cortina, “y empecé a preguntarme si era eso o más bien otra cosa, porque los extranjeros que vienen a España, como los que van a Uruguay, no suelen ser mal acogidos, sobre todo si llevan dinero, honores o son académicos”.

A partir de la pregunta la catedrática inicia una investigación sobre el fenómeno, que condensa en el libro Aporofobia, el rechazo al pobre: un desafío para la democracia (2017).

Descubre que el miedo a los pobres, que es “universal” y “ancestral”, tiene bases cerebrales, y lo explica en esta entrevista con Efecto mariposa.

En la base del fenómeno un mecanismo que necesariamente genera exclusión en sociedades contractualistas como las nuestras, plantea: rechazo “al que parece que tiene nada interesante para dar”, que parece “no puede entrar en el juego del dar y recibir”.

“Nuestros cerebros son aporófobos”, plantea Cortina, “la buena noticia es que también son extremadamente plásticos”.

Foto. Ricardo Antúnez / adhocFotos.

 

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias