El oficio del cuentista

Entrevista con el nicaragüense Sergio Ramírez

12 Mar 2019  •  17:39

12 de marzo de 2019
Actualizado: 17:39h

Versión para imprimir

“Cuando uno escribe un cuento y ya tiene el final, o la frase final, ya lo tiene todo. Solo falta escribir el resto”, explicó el escritor nicaragüense Sergio Ramírez.

Su primer cuento lo escribió a los 17 años y era el que abría su primer libro de cuentos, publicado en 1963, cuando tenía 20 años.

“Cuando uno se ve en el espejo de lo que escribía a los 17 años no deja de tener cierto temor de verse en ese espejo tan lejano”, dijo Ramírez.

Desde entonces quiso ser cuentista, no novelista. Leía cuentos y quería escribir cuentos.

“A mí me parecía que el oficio de cuentista era un oficio aparte (al de novelista) era un oficio que valía la pena seguir porque demostraba una habilidad. Uno tenía que conquistar una maestría, un dominio. Y que la técnica era parte de esa maestría. Cómo cerrar un cuento, cómo desarrollarlo, cómo crear un universo en pocas páginas”, dijo a El Tungue Lé.

Recientemente Editorial Banda Oriental publicó La suerte es como el viento, una recopilación de cuentos de Ramírez realizada por Alejandro Ferrari.

Escuchar entrevista

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Noticias relacionadas
Más noticias
Michael Etulain