Durazno, “la capital de los caudillos” del siglo XIX

Lavalleja y Rivera usaron la Villa del Durazno como centro de su accionar político, destacó el historiador Oscar Padrón

10 Jun 2019  •  10:08

10 de junio de 2019
Actualizado: 10:08h

Versión para imprimir

El investigador en la historia uruguaya y regional duraznense Oscar Padrón Fabre destacó en Puntos de vista que los duraznenses tiene un gusto especial por su historia y destacó que en los últimos 20 o 30 años hubo esfuerzos por crear espacios de conservación del patrimonio histórico. Señaló que, si bien en todos los pagos de patria hubo instancias formadoras del perfil identidad, por su ubicación, la ciudad de Durazno fue estratégica para varios caudillos, características que la llevó a ser calificada en algún período histórico como “la capital de los caudillos”.

Juan Antonio Lavalleja y Fructuoso Rivera usaron la Villa del Durazno como centro de su accionar político. En los tiempos del primero fue capital de la provincia y en el tiempo de Rivera fue de hecho capital de los orientales.

Sobre los orígenes de la ciudad, Padrón repasó que los indios misioneros que a comienzos del siglo XVIII llegaban a la zona desde las Misiones Jesuíticas plantaron quintas de durazno, fruta de la que les gustaba especialmente. El lugar comenzó a ser denominado Paso del Durazno y luego Fructuoso Rivera fundó San Pedro del Durazno. La primera denominación había sido El Entre Ríos Yi y Negro, apuntó Padrón.

Entrevista a Oscar Padrón Fabre

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias