Denuncian altos niveles de arsénico en agua potable de Kiyú

La edila frenteamplista Gabriela Muñoz indicó que esto ocurre hace años

16 Feb 2021  •  19:51

16 de febrero de 2021
Actualizado: 19:51h

Versión para imprimir

La edila de la Junta Departamental de San José por el Frente Amplio (FA) Gabriela Muñoz denunció altos niveles de arsénico en el agua potable suministrada por OSE en el balneario Kiyú, y en menor medida en la ciudad de Libertad.

Muñoz aseguró que este es un problema que sucede hace años y que no han tenido respuestas concretas desde OSE. “El problema del arsénico se da por una superexplotación del acuífero”, explicó a InfoTNU.

Indicó que a nivel mundial lo permitido son 10 microgramos por litro de agua como máximo y en Kiyú el valor es cercano a 20. Según estudios científicos, esta sustancia es causante de enfermedades como el cáncer, a mediano y largo plazo, sostuvo.

Asimismo, manifestó que “la solución inmediata”, pero no definitiva, es la instalación de una unidad potabilizadora UPA 2000.

La edila adelantó que presentará una moción urgente referida al proyecto Arazatí, que impulsa la creación de una nueva planta potabilizadora. Es lograr la tranquilidad, por de que si pasa algo en Aguas Corrientes, explicó.

El gerente general de OSE, Arturo Castagnino, respondió a esta denuncia reconociendo que hay “ciertas deficiencias en la calidad del agua”, añadiendo que “las soluciones que ya están en desarrollo” para “ponerle fin cuanto antes”.

El jerarca explicó que las normas de agua potable se van revisando cada cierto tiempo y que antes no eran tan exigentes. La última vez fue en 2011 y entonces se ajustaron los máximos permisibles de diversos parámetros, entre ellos el del metal pesado arsénico que es considerado un metal tóxico. En este caso se fijó un límite máximo de 20 microgramos, aunque lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y lo que rige en países como Estados Unidos es un límite de 10.

A OSE se le dio plazo hasta noviembre de 2011 para ajustar diversas deficiencias en el agua potable que brinda a la población y el organismo viene trabajando en esto hace años, explicó.

Castagnino informó que se identificaron 163 lugares o servicios cuyas concentraciones en las fuentes de agua potable excedían los 10 microgramos, teniendo como objetivo un máximo de 20. Esto abarca “muchísimas localidades” e incluso en algunos lugares como Kiyú— aproximadamente una veintena ese límite es excedido.

El organismo estima y pretende tener esto solucionado cuando empiece a regir la nueva norma en noviembre de este año. En la zona de Kiyú, esto se resolverá “en las próximas semanas”, adelantó a InfoTNU.

Foto de archivo: Pablo Vignali/Adhocfotos

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Noticias relacionadas
Más noticias