Decaro: “Aunque la charla no sea profunda, todos salimos con una sensación de estar bien”

Médico medalla de oro y experto en negociación ofrece sentarse a charlar en una plaza pública

10 Ene 2018  •  17:29

10 de enero de 2018
Actualizado: 17:29h

Versión para imprimir

Un hombre sentado en una silla de playa en el parque de Villa Biarritz invita a las personas que pasan por allí a charlar durante 20 minutos. No está desamparado, ni loco, ni le falta amor, como advirtió uno de sus hijos en un mensaje en su muro de Facebook. Es un médico egresado de la Facultad de Medicina con medalla de oro, conferencista de Harvard y experto en negociación y resolución de conflictos. Tiene varios libros, que regala; y un trabajo –“en el mundo real”- que le permite compartir su tiempo con el que quiera, en un espacio público. Tiene todo para hacerlo, dice: además de un trabajo flexible, la edad adecuada– “como soy medio viejito la gente se siente más tranquila”- y “ese poquito de locura necesaria” llamada “libertad interior”.

En El Tungue Lé, Julio Decaro contó cómo pasó de la medicina a la negociación y progresivamente se fue interesando por temas filosóficos y espirituales. Desempeñarse en ámbitos aparentemente tan disímiles no le genera tensión. “Hoy la ciencia está empezando a mostrar que los sabios de la antigüedad decían cosas tremendamente coherentes”, señala.

También contó por qué decidió disponerse a conversar con desconocidos en la plaza, cuántas personas se le acercan y cómo son las conversaciones. Más o menos profundas, la sensación al terminar es de alegría. “He notado que quedo cansado cuando termino porque estoy muy atento”, advierte. “Hace tiempo entendí que escuchar no tiene que ver con oír bien sino con estar presente de cuerpo y alma”.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias