Contando derechos

21 cuentos premiados en clave de derechos humanos, en manos de numerosos niños y adolescentes

24 Feb 2021  •  21:46

24 de febrero de 2021
Actualizado: 21:46h

Versión para imprimir

Han sido publicados dos volúmenes de el Primer Concurso Nacional de Cuentos “Contando Derechos” convocado por la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (Inddhh). Se trata de 21 narraciones laureadas con primeros premios y menciones especiales, seleccionadas entre casi 250 participantes. El primero de los tomos agrupa las obras realizadas por niños, niñas y adolescentes, y sorprende realmente por el nivel alcanzado y la comprensión sobre el objetivo buscado.

La consigna del concurso proponía la elaboración de un cuento cuya temática tomaba como base los derechos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas y otros instrumentos internacionales y nacionales de reconocimiento y protección de los Derechos Humanos.

Entrevistada por El Tungue Lé, Mariana Blengio, responsable del área de la Institución, dice que “se trata de colaborar en la construcción de la ciudadanía en clave de Derechos Humanos”. Y continuando con otros concursos anteriores, ya de Dibujos o fotografías, “a través del arte, de la creación, desde los más chiquititos hasta los más grandes, encontramos como se expresaba la vida, el amor, la amistad; la discriminación o la no discriminación, o las instancias que nos llevan a herir aquello tan íntimo como puede ser nuestra identidad, nuestra integridad física”, agrega. Blengio destaca entre los premiados a chicos de Salto, Rivera, Florida, Soriano y Montevideo, pero han intervenido de todo el país.

Comenta alguno de los cuentos, entre ellos uno de “una niña que relata ser rechazada por su color de piel y no la invitaban a jugar”, escritos por edades que van de los 8 a 11 años de edad.

El Tungue Lé también se comunicó con Julieta Rodríguez, una de las autoras reconocidas, de 15 años de edad, cursando quinto de liceo en la rama Artística en la ciudad de Florida.  Escribe desde que tiene 10 años, y ya incurre en lo fantástico, pero además nos pone frente a un talento presente y futuro: “No solamente escribo, me gusta dibujar y pintar, he hecho algunos cuadros solamente para mi casa. También trabajo por medios digitales, todo lo que va en el diseño gráfico, video juegos, la animación y también canto”, confiesa. Y con respecto a su cuento, en el que un salón de clase es inundado y sus alumnos se expresan a través de burbujas, dice que trató “de hacer un simbolismo. El agua es el (idioma) español y todos los elementos secos van a representar la lengua (indígena) nativa”.

Ilustrados por Verónica Leite, los dos volúmenes tienen fácil acceso en la web de la Inddhh.

 

 

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias