Caetano: el FA cada vez se inspira menos en las ideas y valores de Seregni

Que sectores frenteamplistas apoyen a Maduro va contra pautas fundacionales de la coalición, dijo

5 Feb 2019  •  11:01

5 de febrero de 2019
Actualizado: 11:01h

Versión para imprimir

El Frente Amplio, que este martes cumple 48 años, se creó como una coalición de izquierda democrática con pluralidad ideológica y unidad política, que concibe a la democracia como pauta finalista y no como un medio, señaló en Puntos de vista el analista Gerardo Caetano. Recordó la vocación republicana de su líder Funcional, Líber Seregni, y dijo que “una de las cosas desconcertantes del FA en la última década es que cada vez se busca menos inspiración en sus ideas y valores”.

Caetano sostuvo que la vacilación sobre la crítica a procesos como los que se están dando en Venezuela o Nicaragua no parece articulada con las definiciones democráticas fundacionales del FA. “Respecto a Venezuela el gobierno ha estado lento o por lo menos omiso (…), ha buscado remar”, sostuvo, pero en la fuerza política, agregó, hay sectores que reivindican la legitimidad de Nicolás Maduro.

Para el analista la mirada de esas fracciones frenteamplistas sobre Venezuela no coinciden con línea que marcaría la tradición de la coalición de rechazo a cualquier versión de corrupción. También se da una contradicción con la tradición al negar fracasos económicos estridentes, agregó. “Nadie puede decir que el caos económico de Venezuela es producto del imperialismo, que por supuesto que juega, pero acá ha habido cosas locas, delirantes”, dijo.

Que las izquierdas apoyen a Maduro es de una irresponsabilidad muy grande, agregó Caetano. “El impacto de la corrupción, de la dictadura y la deriva autoritaria le va a traer una carga pesadísima a las izquierdas latinoamericanas”, agregó.

La oposición a esas situaciones estaba escrita a fuego en la tradición frenteamplista, remarcó. “Por eso en el FA está el desafío de construcción de liderazgo, el desafío programático y el desafío de reconstrucción valórica”, afirmó.

Gobernar y ejercer el poder es desgastante, apuntó el analista. Acotó que “los partidos que empiezan a tener el gusto del ejercicio del poder comienzan a tener la tentación de pensarse en y desde el poder, y eso para un partido de izquierda es devastador”.

La pregunta, comentó, es si el FA está a tiempo para competir en las elecciones y atraer al electorado descontento con el apartamiento de algunas líneas originales. “Si en la oposición hubiera liderazgos, para tomar un ejemplo histórico, de la proyección de un Wilson Ferreira, el FA ya tendría perdida la elección”, afirmó. Hoy no existe esa figura, acotó.

Entrevista a Gerardo Caetano

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias