Cada tornillo es de los dos países, explicó jerarca

Un recorrido por la represa de Salto Grande, mostrando su importancia, su historia y la historia previa del sitio donde se construyó

Entrevistas Galerías Videos Especiales

19 Sep 2017  •  18:04

19 de septiembre de 2017
Actualizado: 18:04h

Las 14 turbinas de la central hidroeléctrica de Salto Grande fueron inauguradas entre 1979 y 1983. Desde entonces han sido el principal punto de generación de energía para Uruguay.

“Es un bien binacional que es propiedad de los dos Estados y que es indiviso. No es que yo tenga la mitad de los tornillos de un lado del otro. De cada tornillo o tuerca que hay en Salto Grande la mitad es de un país y la mitad del otro”,  explicó el presidente de la delegación de Uruguay ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, el ingeniero Gabriel Rodríguez,

“No estás en ninguno de los dos países, sino que estás en un territorio que es cogestionado y que tiene su propia normativa”, explicó.

Como ejemplo puso que “la legislación laboral es hasta propia, lo que hace es tomar lo mejor de la legislación laboral de los dos Estados”.

También  contó que al estar cerca de cumplirse los 40 años de su puesta en funcionamiento, están planificando su modernización para que continúe operativa de la mejor manera posible, ya que “para Uruguay significa en el entorno del 40% de la demanda eléctrica” y por momentos llega al 60 o 70%.

Además resalto que se trata de una energía que “es renovable, no contaminante y de muy bajo costo”.

La participación de Rodríguez, junto a los aportes del antropólogo Arturo Toscano y el historiador Enrique Cesio, hablando sobre el pasado de la zona previo al inicio de las obras de la represa-, más la guía Verónica Amaro, conforman este programa especial sobre la visita de El Tungue Lé al lugar.

Escuchar primera parte

Escuchar segunda parte

Más noticias
Entrevistas Galerías Videos Especiales
Entrevistas Galerías Videos Especiales
Entrevistas Galerías Videos Especiales
Entrevistas Galerías Videos Especiales