Análisis: tras la denuncia de fraude aumenta la incertidumbre y la violencia en Honduras

Crisis en el país centroamericano

5 Dic 2017  •  11:57

5 de diciembre de 2017
Actualizado: 11:57h

Versión para imprimir

GPS Internacional consultó al director internacional de la Alianza de Oposición de Honduras, Gerardo Torres, y al periodista del diario La Jornada de México, Luis Hernández.

“En Honduras estamos denunciando un fraude que es bastante evidente. Las elecciones generales se realizaron el pasado domingo 26 de noviembre y a las 10.30 de la noche ya se había ingresado el 62% de las actas electorales mostrando una diferencia de 5 puntos porcentuales con una tendencia irreversible a favor de Nasralla”, indicó Torres. “En la madrugada del lunes 27 de noviembre el sistema se cayó por 8 horas. El Tribunal Supremo Electoral argumentó que había una falla técnica por una sobresaturación en el disco duro. Cuando regresó el sistema vimos que la tendencia rápidamente había cambiado y el candidato Juan Orlando Hernández había subido exponencialmente en votos” agregó. “Se nos había entregado un total de 12.800 actas electorales pero faltaban 5.300. Nosotros -cuando identificamos esto el día miércoles- solicitamos que nos enseñaran estas actas que justificaban el cambio de tendencia pero el Tribunal se negó a hacerlo”, señaló el dirigente opositor hondureño.

Por su parte, el periodista mexicano Luis Hernández del diario La Jornada de México analizó la crisis política hondureña y la repercusión internacional. “El programa opositor pone en el centro la necesidad de un nuevo modelo económico y que de manera muy destacada plantea echar atrás las zonas especiales de desarrollo económico que son una especie de enclaves extraterritoriales que les da a las empresas trasnacionales jurisdicción sobre un territorio hondureño pero donde las leyes hondureñas no sirven”, apuntó el periodista. “Ha sido lastimosa la cobertura de los medios. Como no es Venezuela pareciera no merecer la atención de éstos. En términos generales hemos visto un silenciamiento mediático y el buscar presentar las cosas como normales”, subrayó. “El papel de Almagro y la OEA ha sido absolutamente lastimoso. También del canciller de México que había jugado un papel importante en la política injerencista en el caso de Venezuela y ahora ha guardado silencio sin llamar a las cosas por su nombre”, dijo Hernández.

Texto: Gps internacional

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias
Antártida