Abrió La Cretina

Casa de arte y aparte

20 Nov 2018  •  17:52

20 de noviembre de 2018
Actualizado: 17:52h

Versión para imprimir

“La Cretina viene a raíz de que a los dos nos pasó una desgracia”, contó el actor Fernando Amaral. Él es uno. Federico Guerra es el otro. Son los socios. La Cretina se define como una casa de arte y aparte.

Uno se quedó sin trabajo y el otro fue víctima de un accidente de tránsito que les acercó un dinero inesperado. Entonces comenzó a germinar la idea de hacer un espacio dedicado al arte, que se inauguró el viernes pasado con un toque de La Tabaré.

El lugar cuenta con sala de teatro (también para música), exposiciones de pintura, fotografía y de videoarte, cafetería con barra y cerveza artesanal. También habrá clases de teatro y tal vez más adelante desfiles de ropa.

El sitio que eligieron para que concretar su proyecto es casa céntrica vieja, grande y con un patio que tiene dos árboles. La calles es Soriano y el número de chapa 1236.

Ambos quedaron maravillados con la primera y única casa que vieron cuando salieron a buscar una que les gustara, dijo Amaral a El Tungue Lé.

Apenas se alejaron en la visita inicial, comenzaron a imaginarse todo lo que podría hacerse allí y decidieron no ver ninguna otra.

“El fondo era hermoso pero tenía capas y capas de tierra, con cosas sepultadas” entre ellas un calefón, agregó.

Luego de mucho trabajo, La Cretina comenzó a andar el pasado viernes. Abre de martes a viernes desde las 18.00 horas, los sábados desde las 19.00 y los domingos a las 17.00 . La hora de cierre depende de cuando se vayan los últimos.

Escuchar entrevista

Foto: Facebook

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias