UP propone impuesto a actividades bancarias y eliminar IRPF a alguna franja

Abella: “La redención no puede darse con el timón de los bancos privados”

12 Mar 2019  •  10:51

12 de marzo de 2019
Actualizado: 10:51h

Versión para imprimir

“La redención del país no puede darse con el timón de la deuda externa y los bancos privados que se la llevan toda”, afirmó en Puntos de vista el candidato a presidente de la Unidad Popular, Gonzalo Abella. “Una parte de la deuda externa es inmoral, otra es ilegítima y otra ilegal”, sostuvo y dijo que la propuesta de su partido es declarar moratoria y auditar la deuda para determinar qué parte corresponde que la pague el pueblo uruguayo.

Abella repasó que la estatización de la banca privada y del comercio exterior son objetivos de última, objetivos estratégicos, de la Unidad Popular. Agregó que una de las propuestas actuales es reinstalar el impuesto a la actividad bancaria (Imaba).

También se propone la pesificación de la economía interna, con la posibilidad de acceder a dólares en el caso de viajes al exterior, agregó. De esa manera, sostuvo, se acabaría el gran narcotráfico porque se termina la posibilidad de blanqueo. Agregó que la Unidad Popular propone también sacar el IRPF a algunas franjas salariales.

“Para nosotros el tema del empleo tiene que ver con volver a recuperar la industrialización, recuperar la tierra, impedir que abandonen el campo los pequeños productores rurales que hoy esta asfixiados por la impositiva y por las deudas; pasa por impedir que se le haga la vida imposible a los pequeños comerciantes urbanos”, dijo Abella.

La propuesta de la Unidad Popular, amplió, apunta a no entregar el país a las transnacionales, entre otros cosas a recuperar las posibilidades de un frigorífico del Estado y de un ferrocarril “que no sea el que se propone actualmente y que esté al servicio del pueblo”.

Abella dijo que si bien en las elecciones internas de junio no habrá puja en la Unidad Popular, de todas maneras son importantes para el partido porque una buena votación da credibilidad al proyecto como opción parlamentaria. “Si nosotros nos desafíanos a ser gobierno, a romper las coyundas con las transnacionales, a monitorear la deuda externa, a frenar la forestación, a frenar las cianobacterias y no fuéramos capaces de trabajar” para convocar al voto en las internas “dediquémonos a otra cosa”, comentó.

El candidato afirmó que ya se están acercando a su partido frenteamplistas desencantados. “El Frente Amplio se ha vuelto neoliberal en finanzas (…); desde el punto de vista económico-financiero el proyecto de Astori es el mismo que tiene (Julio María) Sanguinetti o (Luis) Lacalle Pou”, afirmó.

Entrevista a Gonzalo Abella

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias