LSD: “Puede que te conviertas en Andy Warhol o que tengas problemas muy serios”, señaló químico

Bernardo Borkenztai repasó la historia del LSD, sus usos y aplicaciones

Entrevistas Galerías Videos Especiales

10 Ene 2018  •  21:01

10 de enero de 2018
Actualizado: 21:01h

Uno de los grandes problemas de la filosofía, desde Kant para adelante, es saber qué es el mundo real, dado que lo percibimos a través de los sentidos y estos son engañables, señala el químico farmacéutico Bernardo Borkenztai.

El exdocente y estudioso en el área de la filosofía del conocimiento y la historia de la Química en Uruguay contó a Efecto mariposa la historia de una droga que actúa directamente en los centros cerebrales que interpretan los sentidos y que tras su hallazgo, “por casualidad”, despertó intereses tanto desde la medicina, como desde el arte, la creación y la guerra.

El LSD tiene dos características peculiares, señaló Borkenztai: no tiene gusto ni olor y no genera adicción física. Permite ver entidades que no están, mejora un poco el estado de ánimo y permite al cerebro trabajar a buen ritmo pero con las percepciones alteradas, apuntó.

Pero también “tiene un efecto psicomimetico”, que en personas propensas puede generar lo que se llama “un mal viaje”, parecido a un brote psicótico. “Puede ser que te conviertas en Andy Warhol o que tengas problemas muy serios y ese es el aspecto que le interesaba a la CIA”.

Foto: Javier Calvelo / adhocFotos.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias