1966: el gol que no fue

Inglaterra se consagró campeón del mundo con el conocido gol fantasma convertido por Geoff Hurst

14 May 2018  •  15:56

14 de mayo de 2018
Actualizado: 15:56h

Versión para imprimir

La octava Copa del Mundo se disputó en Inglaterra. El país donde se creó el fútbol recibía por primera vez un mundial. Se disputó en las ciudades de Londres, Liverpool, Sheffield, Birmingham, Manchester, Middlesbrough y Sunderland.

El león Willie fue la primera mascota oficial de los mundiales. Vestido con una camiseta con la bandera del Reino Unido, llevaba el mismo nombre que la canción oficial, que también se realizó por primera vez por la organización del mundial. 

Inglaterra terminó consagrándose campeón tras varias polémicas. Entre ellas la designación de los arbitrajes, las denuncias de beneficiar a los europeos sobre los americanos y las jugadas controvertidas de la final.

El gol que no fue. Un nuevo capítulo de Deportivo Mundial recuerda el gol fantasma que le dio la ventaja a Inglaterra sobre Alemania en el alargue de la final. “La pelota estaba al menos un metro dentro, punto”, dijo varios años después su autor, Geoff Hurst, que convirtió el único hattrick en la historia de las finales mundialistas.

Foto: La pelota pegó en el travesañó y salió hacia afuera, el zaguero alemán la tiró al córner (grantland.com)

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias