1958: el color de la gloria

Brasil consiguió su primer título en la historia de los mundiales jugando la final ante Suecia de color azul

12 May 2018  •  16:46

12 de mayo de 2018
Actualizado: 16:46h

Versión para imprimir

La Copa del Mundo se volvía a disputar en suelo europeo. Suecia fue la anfitriona de la competencia en 1958, pero no pudo con la selección brasileña, que ya comenzaba a disfrutar del jogo bonito y de Pelé.

En esta edición mundialista, el francés Just Fontaine convirtió 13 goles y es el futbolista en convertir más goles en una edición. Francia tuvo una buena actuación en el campeonato, incluso Pelé expresó que fue la más difícil del camino brasileño para llegar al título. Los galos finalizaron en el tercer puesto tras vencer a Alemania en el partido por alcanzar el podio. 

El color de la gloria, un nuevo capítulo del Deportivo Mundial, cuenta la historia del primer título del mundo conseguido por Brasil. Con Pelé, Zagallo, Garrincha y Vavá la selección norteña goleó a varios de los rivales que se le cruzaron en el camino, inclusive haciendo de a cinco goles en semifinales y finales.

La final, ante Suecia, la tuvo que jugar con camiseta azul ya que se realizó un sorteo previo y los locales jugaron con su camiseta habitual amarilla. Los brasileños tuvieron que conseguir camisetas nuevas en Estocolmo para poder jugar con un color diferente.

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias