1954: el gol de barro

Schiaffino quedó de cara al arco, remató con ángulo cerrado y la pelota quedó frenada por el barro. Una jugada difícil explicar

27 Abr 2018  •  11:40

27 de abril de 2018
Actualizado: 11:40h

Versión para imprimir

Luego de la segunda Guerra Mundial, la Copa del Mundo retornaba a Europa y el país elegido fue Suiza. El campeón de la edición anterior, Uruguay, perdió el invicto en la historia de los mundiales tras perder la semifinal ante la escuela del fútbol danubiano.

Alemania sorprendió en la final y derrotó a la poderosa selección de Hungría. La copa volvía al viejo continente. “En lugar del 3 a 0, el catastrófico 2 a 1”, contaba Jorge Nemes, integrante de la selección húngara sobre la final del Mundial contra Alemania.

Los magiares habían comenzado ganando 2 a 0 muy temprano y tuvo opciones para hacer el tercero, pero los germanos lograron dar vuelta el resultado en lo que llamaron ‘El milagro de Berna’.

El gol de barro, un nuevo capítulo de Deportivo Mundial  se mete en el estadio de Lausana en la semifinal entre Uruguay y Hungría, donde Schiaffino tuvo la chance de convertir un gol y la pelota quedó trancada en el barro. “Estaba en una posición muy difícil para tirar al gol y tuve que tirar a lo ancho. La pelota no podía entrar de ninguna manera con el agua que había. Quedó agarrada en el barro que había en el campo” contó Alberto Schiaffino.

Foto: La semifinal entre Uruguay y Hungría en Lausana (FIFA.com)

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias